La estructura de la planta de la lenteja

Escrito por dawn walls-thumma | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La estructura de la planta de la lenteja
Las lentejas están creciendo en popularidad en América del Norte. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las lentejas se originaron en Asia y han sido parte de la dieta humana desde hace más de 8.500 años. Como miembro de la familia de las leguminosas, las lentejas tienen la capacidad útil de convertir el nitrógeno atmosférico en una forma necesaria para la nutrición y para la formación de proteínas. Como un cultivo alimenticio, actúan como una fuente de proteína y de energía. Agriculturalmente, debido a su capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico, la lenteja puede proporcionar una fuente orgánica de nitrógeno para los cultivos.

Otras personas están leyendo

Raíces

Las raíces de la lenteja, al igual que otras legumbres, proporcionan una de las características distintivas de la planta. Las lentejas forman una relación mutuamente beneficiosa con las bacterias del suelo conocidas como Rhizobium. Las Rhizobium se refugian en las raíces de la lenteja, recibiendo azúcares, minerales y agua y, a cambio, convierten el nitrógeno atmosférico en una forma que la planta pueda usar.

La actividad de las Rhizobium tiene lugar en crecimientos llamados nódulos, que se encuentran en los sistemas radiculares de las leguminosas. En las lentejas, estos nódulos tienden a asumir una forma oblonga. Las raíces suelen desarrollar una raíz larga y central. Numerosas raíces fibrosas rodean la raíz principal.

La estructura de la planta de la lenteja
Plantar lentejas reduce la necesidad de depender de fertilizantes nitrogenados sintéticos. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

Follaje

Las lentejas tienen hojas que se describen como compuestas y alternas. Estos términos botánicos se refieren a varios prospectos que surgen de una sola yema -denominadas hojas compuestas- dando a su follaje una apariencia similar a un helecho. Este emerge separado a lo largo del tallo en lugar de en pares, llamados hojas alternas. Al final de cada tallo, muchas lentejas desarrollan zarcillos, pequeñas extensiones rizadas del tallo. Estos zarcillos ayudan a mantener la planta en posición vertical, ya que crece alta.

Flores

Como miembro de la familia de las leguminosas, las lentejas comparten la forma de flor distintiva de dicha familia. Un único y gran pétalo llamado bandera o el estándar marca la parte superior de la flor. Dos pétalos más pequeños, en forma de alas llamados quillas, enmarcan cada lado de la bandera. Debajo de ellos, se encuentran dos pétalos más pequeños llamados alas. Las quillas encierran las partes de las flores masculinas, llamadas estambres.

Las flores de las lentejas se presentan solas o en grupos de hasta siete flores, aunque los grupos de cuatro o menos son más comunes. Estas producen flores perfectas, es decir, contienen ambas estructuras masculinas y femeninas. Esto permite que las lentejas se reproduzcan principalmente a través de la autopolinización.

Vainas y semillas

Comenzarás a ver que las vainas se forman tres o cuatro días después que cierran las flores. Al igual que estas, las vainas pueden presentarse por separado o en grupos, con un máximo de seis vainas por racimo, a pesar de que rara vez se encuentra este número. Las vainas comienzan siendo planas y se llenan a medida que las semillas se desarrollan dentro.

Las semillas tienden a ser redondas, planas y más bien pequeñas. La semilla con frecuencia se ve suave, aunque en ocasiones puedes encontrarte con una capa de semilla arrugada. El color varía considerablemente, desde amarillo o rosado a negro. Algunas semillas tienen manchas de color marrón o negro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles