Cómo evitar que las almohadas se vuelvan amarillas

Escrito por kimbry parker | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que las almohadas se vuelvan amarillas
Un cuidado apropiado incrementará la vida útil de tu almohada. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Retirar la funda de la almohada y encontrar debajo una mancha amarilla puede ser un poco desalentador. Después de todo, la almohada es donde descansas tu cabeza para dormir. Las almohadas se vuelven amarillas por los aceites del cuerpo, el sudor y la saliva que caen a ella mientras duermes. Debido a que no puedes controlar estas funciones naturales de tu cuerpo, tomar otras medidas preventivas ayudarán a que tus almohadas no se vuelvan amarillas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fundas de almohada
  • Cubierta de almohada con cierre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mantén una funda en tus almohadas. Lava las fundas una vez por semana junto con las sábanas. Para mayor protección, coloca dos fundas en cada almohada.

  2. 2

    Coloca una cubierta de almohada con cierre sobre la funda de las almohadas. No solo ayudará a proteger la almohada de volverse amarilla, sino que te ayudará a evitar los ácaros. Retira y lava las cubiertas una vez cada mes. Considera que las cubiertas son diferentes a las fundas de las almohadas. Están hechas de materiales que no permiten a los aceites y fluídos corporales de llegar a la almohada.

  3. 3

    Lava tus almohadas tres o cuatro veces por año. Revisa la etiqueta para saber si lo puedes hacer a máquina o necesitas hacerlo a mano. Asegúrate de que la almohada esté completamente seca antes de colocar las fundas nuevamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles