Cómo ganar el respeto de otros

Escrito por kirsten o'hara | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ganar el respeto de otros
Conviértete en una persona respetable. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Todo mundo quiere ser respetado. Las personas quieren que sus hijos, compañeros y jefes los respeten. Ganar el respeto es cuestión de tratar a las personas con cortesía y compasión, al igual que exhibir ciertos rasgos de personalidad que permiten que las personas confíen en lo que dices y crean en lo que haces. Convertirte en una persona que las personas respeten requiere que tomes acciones conscientemente que son respetables y trabajes constantemente para eliminar acciones que no son respetables.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Habla con todas las personas que conoces con compasión y preocupación genuina por sus necesidades y peticiones. Nunca hagas menos a alguien con quien no está de acuerdo, sin importar cómo te sientas sobre ellos o lo que tengan que decir.

  2. 2

    Evita atraer la atención hacia ti mismo o las cosas buenas que haces. Las personas que hacen cosas por otros por un sentido de generosidad y dedicación son respetadas mucho más que aquellas que hacen las mismas cosas mientras que se aseguran de que alguien las sepa.

  3. 3

    Alinea tus acciones con tus palabras. Si dices que estarás en algún lugar o que harás algo, haz todos tus esfuerzos para hacerlo. No permitas que problemas menores, o el hecho de que lo que prometiste es un inconveniente, eviten que sigas el camino. Si otros ven que siempre pueden confiar en lo que dices, entonces el respeto vendrá por sí solo.

  4. 4

    Trata a otras personas con dignidad y preocupación genuina por su bienestar. Evita decirles qué hacer, especialmente de forma poco amable. Trata aquellos que la mayoría de las personas considerarían inferiores con generosidad y bondad.

  5. 5

    Establece prioridades y apégate a ellas. Si tu prioridad número uno es pasar tiempo con tu hijo, no sólo lo digas, muéstralo. Si tu hijo viene con una pregunta mientras estás ocupado, toma el tiempo para responder completamente esa pregunta, y asegúrate de que tu hijo sepa que responder su pregunta es lo más importante que podrías hacer. Sigue este concepto con todas las personas importantes en tu vida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles