Hazlo tú mismo: disfraz de la reina de corazones

Escrito por monica patrick | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: disfraz de la reina de corazones
El disfraz de la reina de corazones está inspirado en la tradicional carta. (PaulMichaelHughes/iStock/Getty Images)

La reina de corazones es un personaje de "Alicia en el país de las maravillas" de Lewis Carroll. Es una reina de mal carácter cuya frase más famosa es "¡Que les corten las cabezas!". Por supuesto que este personaje está inspirado en la carta de la reina de corazones del mazo tradicional. Podrías comprar un disfraz ya hecho, aunque hacerlo tú misma es pan comido. Los disfraces de la reina de corazones se pueden hacer en algunos pasos.

Otras personas están leyendo

Vestido rojo

Comienza a hacer tú misma este disfraz de la reina de corazones con un vestido rojo. Busca tiendas de segunda mano o de descuento para encontrar un vestido rojo formal, largo hasta el piso o que parezca de la realeza; lo ideal es que esté hecho de tafetán, satén u otro material duro. Escoge un vestido sin tirantes que puedas embellecer. Usa una pistola de pegamento caliente para hacer que tu vestido verdaderamente parezca de la realeza pegándole algunas piedras de fantasía o espejos diminutos en el busto y el dobladillo. Si tienes una abrochadora, úsala para colocar diamantes de imitación decorativos en el vestido. Ahueca el fondo del vestido agregándole un tul debajo. Añade un par de guantes rojos largos hasta el codo.

Abanico de cartas

Haz un abanico con cartas para usar con el disfraz de la reina de corazones. Comienza pegando tres cartas abiertas en forma de abanico. Alterna los colores, rojo, negro y rojo. Luego de que hayas pegado las tres cartas, introduce otra fila detrás de ellas y más arriba, esta vez de cinco cartas. Procura que todas las cartas muestren la misma cara. Sigue alternando los colores, rojo, negro y rojo. Después de que la segunda fila esté asegurada, agrega una tercera y una cuarta, cada una con más cartas que la anterior. Haz el abanico lo suficientemente grande como para usarlo, pero no tanto que no puedas sostenerlo.

Cuello y peine de cartas

El toque final es un cuello real hecho de cartas, que en verdad permitirá completar el disfraz de la reina de corazones. Pega cartas en una forma circular con aproximadamente un tercio del círculo abierto. Esta forma debería encajarte alrededor del cuello y los bordes deberían colgar un poco sobre el vestido. Usa el diseño alternado de rojo, negro y rojo negro nuevamente. Amplia el cuello pegándole más filas de cartas. Luego, usa una pistola de pegamento caliente para pegar una carta de la reina de corazones a un peine para llevar en el cabello, o pega un trío de figuras (ya sea en miniatura o tamaño completo) al peine. Para hacer adornos más pequeños para el cabello, corta corazones de las cartas y pégalos al peine. Agrega una pequeña corona de reina al conjunto y usa muchas actitudes majestuosas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles