Cuando los hijos regresan al nido

Escrito por shannon philpott Google | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Mantén tu espacio (y la calma)

Cuando los hijos regresan al nido
Redecora un dormitorio para dar a un hijo adulto privacidad y un espacio funcional. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Convierte el viejo dormitorio de tu hijo en un espacio en el que un adulto pueda sentirse cómodo.

— Gina Samarotto y el grupo de diseño Samarotto

Lo más probables es que después de que tus hijos se fueran del hogar, tú hayas empacado los trofeos, quitado los carteles de la pared, convertido la habitación en una oficina o en un cuarto de costura, incluso en un dormitorio para invitados. También, cuando un hijo adulto regresa a vivir contigo, puede parecer que se inicia una lucha por el espacio y la comodidad. Te ayudará seguir algunas técnicas para ahorrar espacio que no impliquen una batalla emocional, ni tampoco que te exijan remodelar tu casa, suavizando la transición.

Privacidad y límites

Cuando los hijos regresan al nido
Ahora, todos somos adultos para respetar las costumbres privadas y los horarios. (David Sacks/Lifesize/Getty Images)

Un hijo adulto que regresa a casa puede causar un gran revuelo en las emociones de toda la familia. Aclarar las expectativas y la comunicación, al igual que definir los limites en los espacios, puede ayudar a la familia a adaptarse mejor a lo que podría parecer un retorno al pasado, cuando en realidad se trata de un juego de pelota totalmente nuevo.

Antes de desempacar cajas, es importante establecer áreas separadas que permitan privacidad, dice John Duffy, con sede en Chicago, terapeuta familiar y autor de "The available parent" (El padre disponible).

"Hoy en día, la privacidad se convierte en un problema mucho mayor para los padres, adultos y niños, de lo que fue hasta hace unos años", señala Duffy. "Después de todo, ahora, todos son adultos."

Piensa en la mejor opción para tu familia. Una buena posibilidad sería convertir el sótano en un departamento provisional o convertir la oficina en un dormitorio para que tu hijo tenga un espacio propio para llevar su vida. Discute las preferencias sobre el uso que dará al espacio que comparte, de tal manera, que la mamá pueda ver sus programas de televisión favoritos y el papá pueda cocinar sus comidas especiales en la cocina, sin interrupción. También, designa turnos para lavar la ropa.

Duffy recomienda, además, que es importante prevenir posibles choques culturales, discutiendo los horarios y rutinas. "Yo trabajo con un hombre de 24 años de edad, quien se mudó con sus padres después de terminar la universidad y cuya consecuencia fue que él y sus padres tenían horarios muy diferentes", dijo Duffy. "La mayoría de los conflictos se presentan en esta área, por lo que es necesario aclarar horarios y expectativas, así como llegar lo antes posible a un acuerdo".

Las obligaciones financieras también se deben abordar antes de que llegue la fecha de la mudanza. Elabora un plan para designar un pago de alquiler completo o divide los gastos del hogar para cubrir alimentos, detergentes y utilidades. "La idea es ponerse de acuerdo por adelantado en tantas variables como sea posible para evitar desacuerdos y resentimientos posteriores", dice Duffy.

Delega algunas tareas durante la estancia de tu hijo. Fran Walfish, terapeuta familiar de Los Ángeles y autor de "The Parent Self-Aware" (Conciencia de los padres), recomienda la delegación de tareas y funciones que satisfagan las necesidades de toda la familia.

"Explica a tu hijo o hija que vivir en una casa significa compartir las obligaciones", dijo Walfish. "Establece compromisos regulares que deban cumplirse todos los días o por semana. Entre más estructurada esté la rutina del plan, más se facilitará el lograrla".

Los padres mayores aprecian la ayuda en las extenuantes tareas al aire libre, como podar el césped y preparar comidas los días acordados.

Reutilización del espacio habitable

Cuando los hijos regresan al nido
Participa con toda la familia para elaborar junto un replanteamiento del espacio. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Si el espacio es reducido, se necesitará un proyecto de redecoración en el que participe toda la familia para elaborar juntos un replanteamiento del espacio existente.

La creación de espacios de vida confortable y el mantenimiento de una estética global coherente en toda la casa es intrínseca a la felicidad de todos, dice Gina Samarotto de Poughkeepsie, Nueva York, que basa su opinión en el trabajo que realiza junto con el grupo de diseño Samarotto.

"En la sala de estar o en la habitación familiar, elige una gama de colores que entre todos compartan, esto ayudará a crear un lugar más acogedor para todos los que utilizan ese espacio", dice Samarotto. "Una nueva capa de pintura en un tono moderno le dará una vida nueva al espacio."

Un color claro y neutro para las paredes de la sala y el dormitorio hacen ver más amplios los espacios pequeños. Evita pintar una pared con un color contrastante, porque éste puede hacer que el espacio se vea más pequeño.

El dormitorio debe ofrecer un ambiente de privacidad, así como uno de vida organizada para tu hijo. "Transforma el viejo dormitorio del niño en un espacio en el que un adulto pueda sentirse cómodo", dijo Samarotto. "Una plataforma debajo de la cama con capacidad para almacenar, estantes cortos para libros, un tronco que sirva como mesa de noche y algunos organizadores para los armarios, todos esos objetos ayudarán a crear un orden".

Si la habitación es suficientemente grande, organiza una sala para estar o para trabajo, crea un espacio en el que se sienta más una sala de estar, que un simple espacio para dormir.

Cuando el espacio es reducido, quizás, sea necesario convertir un dormitorio en un estudio o incluso en un comedor adecuado. Lauri Ward, fundador del estilo de decoración usa lo que tienes, cuyas oficinas están en Nueva York y Boca Ratón, Florida, recomienda colgar una cortina desde el techo hasta el suelo para dividir el espacio.

"Una cortina pesada de terciopelo o de algodón funcionará muy bien, ya que sirve como una barrera visual y acústica", dijo Ward. "Una cama plegable unida a una pared también puede tener cajones, un armario y hasta en una superficie que sirva de mesa, todos estos objetos son útiles para la vida en una sola habitación. Cada uno de estos elementos ahorra espacio y serán útiles aún después de la partida de tu hijo".

Si estás utilizando una cama doble en la sala, se recomienda añadir una cubierta sólida, equipada de algodón que coincida con unos almohadones europeos en lugar de una manta o un edredón. "Esto crea el efecto de un sofá, lo importantes es hacer que la habitación se sienta más como un departamento estudio", indica Ward.

La clave para hacer un mejor uso de los espacios pequeños es añadir piezas multifuncionales de almacenamiento. Una otomana que se abre puede guardar la ropa o papeles, mientras que un par de mesas con cajones o estantes pueden almacenar ropa interior y calcetines, al mismo tiempo que sirven de soporte para las lámparas. También, considera la posibilidad de instalar una oficina pequeña en un armario para ahorrar espacio en la habitación.

"Entre menos desorden haya, más amplio y abierto el espacio se sentirá", señala Ward.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles