DESCUBRIR
×

¿Cómo puedo saber si los hongos frescos todavía están buenos?

Actualizado 21 febrero, 2017

Los hongos frescos le dan un toque de clase y sabor a una gran variedad de platos, desde bistecs y hamburguesas hasta como sustitutos de la carne en los platos vegetarianos. La variedad de hongos en el mercado de hoy en día va mucho más allá que los simples champiñones botón del pasado. Se pueden consumir crudos, hervidos, salteados o simplemente dentro de sopas o guisos. Los hongos frescos se consiguen en el supermercado, las tiendas de productos dietéticos y los mercados de productores.

Instrucciones

Christian Rummel/iStock/Getty Images
  1. Toca y siente los hongos. Deben sentirse secos al tacto. Los hongos babosos y marchitos ya no sirven para consumir.

    ariwasabi/iStock/Getty Images
  2. Huele los hongos. Los hongos frescos tienen un aroma terroso y almizclado. Un olor amoniacal indica que ya no están frescos.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  3. Fíjate cuándo compraste los hongos. Los que tienen más de una semana probablemente hayan perdido mucho de su sabor como para usarlos como ingrediente fresco, pero como todavía están en buen estado pueden ser usados en sopas y guisos.

    AnnekeDeBlok/iStock/Getty Images

Consejos

  • Para ayudar a que los hongos permanezcan más tiempo frescos, retíralos de su envase original y guárdalos en el refrigerador dentro de una bolsa de papel madera.
  • No los limpies hasta que los vayas a usar. Cepilla la suciedad con un cepillo suave. Usa agua sólo si fuera necesario. Si bien el agua no afecta el sabor de los hongos, puede afectar su textura y su aspecto ya que éstos absorben la humedad cuando los lavas.
  • Si los hongos frescos están próximos al fin de su vida útil, saltéalos con una pequeña cantidad de mantequilla y congélalos para usarlos más adelante en una sopa, un guiso o una salsa. Para una receta que lleve hongos enlatados, sustituye una lata de hongos por la misma cantidad de los que tienes congelados.