DESCUBRIR
×

Ideas para una fiesta de Primera Comunión católica

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los niños católicos de entre 7 y 8 años reciben su Primera Sagrada Comunión por lo general cuando están en el segundo grado. A esta edad, pueden razonar las cosas pero, antes de que puedan recibir la comunión, deben estar bautizados y recibir el sacramento de la reconciliación. Los niños también deben confesarse antes de su Primera Comunión. Tradicionalmente, este acontecimiento es seguido por una fiesta y una gran reunión familiar.

Regalos y ropa

Los niños usan ropa tradicional para su Primera Comunión y probablemente conserven ese vestuario en la fiesta. Los varones usar un traje oscuro con camisa blanca, o un traje blanco. Las niñas usan un vestido blanco y un velo en la cabeza, con guantes blancos. Los regalos religiosos como rosarios, velas y libros de plegarias, se entregan en la fiesta. Algunas veces hay una sesión fotográfica formal en un estudio, o con un fotógrafo profesional contratado.

Recepción

La recepción puede ser un desayuno o almuerzo ofrecido para los niños en un hotel o restaurante. Invita familia, amigos y compañeros de clase. Algunas veces la iglesia organiza el evento e invita a los celebrantes y sus familias. Las invitaciones deben ser personalizadas y su decoración puede incluir palomas, biblias y cruces. Un buffet con vajilla y cubiertos desechables es una buena idea. También puedes contratar a alguien para entretener a los niños. Los chocolates y dulces son ideales para estas fiestas, y puedes personalizarlos envolviéndolos en papeles con motivos alusivos a la Primera Comunión. Debes considerar también enviar tarjetas de agradecimiento a los asistentes.

Actividades

Durante una fiesta de Comunión, los niños están vestidos con ropas delicadas y costosas en color blanco, hechas de encaje o satén. Pueden pintarse las caras, jugar a "poner la cola al burro", o mirar un espectáculo de magia. Los adultos pueden organizar eventos temáticos basados en el personaje de dibujos animados favorito de los niños, y los pequeños pueden jugar con una piñata. También pueden sentarse y dibujar caricaturas, o puedes contratar a un profesional artista para que haga divertidos dibujos de los invitados. Como un ritual especial, puedes encender las velas de bautismo y Primera Comunión del niño y colocarlas una junto a otra.

Ideas para comidas

La comida relacionada con el evento es siempre memorable. Puedes tener un pastel con la forma de un cáliz y hostias. El niño tiene su propio pastel de hostia y se siente muy especial. Puedes servir pan, vino y bastones de pescado para emular a Jesús sirviendo pan y pescado a sus discípulos. Para los niños, el jugo de uvas es un buen sustituto del vino. También puedes servir queso, que va muy bien con pan y vino. Dado que en la fiesta habrá muchos niños, puedes optar por comprar un pastel de crema helada, para no contraer el gasto extra de comprar el helado por separado.