Cómo injertar una planta de papa con una de tomate

Escrito por kategierok
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo injertar una planta de papa con una de tomate
(tomato #2 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)

Injertar una planta de tomate con una de papa provoca que crezcan tomates en la parte superior y papas debajo de la superficie. Aunque suena a una novela fantástica, estas plantas existen, y siguiendo algunos principios básicos, tú puedes cultivarlas en tu jardín.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una planta de papa
  • Una planta de tomate
  • Una hoja de afeitar o un cuchillo filoso
  • Cinta para injertos
  • Una maceta grande
  • Tierra
  • Una bolsa de plástico o un manto de plástico impermeable
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra una planta de tomate y una de papa que estén sanas y tengan entre 6 y 8 pulgadas de alto. Colócalas una junto a otra, asegúrandote de que los tallos se toquen fácilmente. Para lograrlo, puede que necesites que la planta de tomate esté algo elevada.

  2. 2

    Usa una hoja de afeitar o un cuchillo filoso para cortar un pedacito del tallo de la planta de papa, que no sea mayor a una pulgada. Además, su grosor no debe ser mayor de 1/3 de la profundidad del tallo de la planta de papa. Repite el procedimiento en la planta de tomate, asegurándote de sacar una cantidad similar en largo y espesor.

  3. 3

    Usando un poco de cinta para injertos, une cuidadosamente las dos zonas expuestas de las plantas de tomate y papa. Asegúrate de que la cinta envuelva los dos tallos y de que las zonas expuestas queden cubiertas. Coloca la planta en una maceta con tierra y riégala.

  4. 4

    Ubica la planta en un lugar donde reciba poca luz solar y vigila de cerca su crecimiento. Un bulto en el área del injerto significa que éste se está formando. Una vez que la parte superior de la planta se ponga verde y frondosa (aproximadamente luego de dos o tres semanas), llegó la hora de cortar las plantas.

  5. 5

    Corta la planta apenas debajo de la zona del injerto, desechando la mitad superior de la planta de tomate. Sin embargo, parte de la planta de tomate debe quedar sobre el nivel del suelo. Cúbrela con una bolsa de plástico de color claro o con un manto plástico impermeable, dándole humedad extra durante algunos días. Una vez que la planta muestre signos de nuevo crecimiento, quita el plástico. Riega la planta regularmente para obtener resultados óptimos. Cuando se vuelva muy grande para la maceta, llévala a un lugar de tu jardín donde reciba poca luz solar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles