Cómo limpiar mantas de lana

Escrito por ehow contributor | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar mantas de lana
Usa un producto de limpieza para tela suave, para lavar tus mantas de lana. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Nada es tan abrigado y reconfortante como una suave manta de lana. Son una inversión ideal ya que duran casi para siempre. Las personas a menudo repiten el dicho de que las mantas de lana no deben lavarse, pero este no siempre es el caso. Muchas mantas de lana pueden lavarse en casa de manera segura.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pretratamiento para manchas
  • Detergente lavavajillas
  • Cepillo de dientes de cerdas suaves
  • Detergente para lavado a mano
  • Toallas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Instrucciones

  1. 1

    Lee los cuidados en las etiqueta de la manta. Si lavas una manta de lana que no es lavable, la encogerás y arruinarás su suavidad.

  2. 2

    Pretrata las manchas con un pretratamiento para ropa.

  3. 3

    Limpia los ribetes sucios con líquido lavavajillas y un cepillo de dientes de cerdas suaves. Sé muy cuidadosa, ya que el ribete puede rasgarse e incluso romperse, especialmente en una manta vieja.

  4. 4

    Comprueba que la lavadora sea lo suficientemente grande como para contener la manta sin que esta quede amontonada. Si es así, llénala con agua fría y detergente líquido muy suave, usado para el lavado a mano.

  5. 5

    Coloca la manta y deja remojar por 20 minutos, Pon a funcionar la lavadora en un programa suave. Deja que gire sólo 60 segundos y detén el lavado. Cambia al ciclo de enjuague y deja que se complete.

  6. 6

    Si una manta no cabe en la máquina, lávala a mano en la bañera con 1/4 taza de detergente para lavado a mano. Enjuaga llenando la bañera y remojando la manta varias veces. Aprieta para sacar el agua pero no enrolles ni retuerzas la manta.

  7. 7

    Tiende una toalla en una superficie plana, coloca sobre ella la manta de lana y deja secar al aire.

Consejos y advertencias

  • El ribete puede ser fácilmente reemplazado si la manta está en buen estado y éste no lo está. Sólo recórtalo y haz uno nuevo un poco más grande para evitar quitar la costura vieja.
  • Generalmente los fabricantes recomiendan no colocar la manta en la secadora, ya que puede encogerse.
  • Nunca limpies a seco una manta, porque esto la arruinará.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles