Cómo hacer mantas para envolver

Escrito por genae valecia hinesman Google | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer mantas para envolver
Una manta para envolver es el regalo perfecto para los nuevos padres.

Mantas para envolver son algunos de los regalos más reflexivos que los nuevos padres pueden recibir. Debido a su uso y función, una manta para envolver es mucho más grande que una manta para recién nacido. Desde el nacimiento hasta los 3 meses, el bebé recién nacido está aprendiendo a adaptarse a la vida fuera del cuerpo de la madre. Algunos pediatras incluso describen este difícil período de transición como el "cuarto trimestre". Muchos recién nacidos son consolados rápidamente al estar perfectamente envueltos, porque simulan la cercanía y el calor del ambiente uterino. Los recién nacidos también tienen un reflejo de sobresalto involuntario que hace que muevan de repente sus brazos, perturbando un sueño de lo contrario sólido. Al estar envuelto, los brazos del bebé permanecen junto al cuerpo, lo que permite al bebé descansar más tiempo. Algunos padres encuentran que alivia los cólicos. Estas mantas son el regalo ideal para nuevos padre privados de sueño.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tejido de tu elección
  • Cinta métrica
  • Tijeras afiladas
  • Plancha
  • Máquina de coser (o aguja de coser con rosca de coordinación)
  • Bordado (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona la tela para tu manta para envolver de acuerdo con el clima de la región del destinatario. El algodón ligero es ideal para clima cálido, pero una franela gruesa es más deseable para los inviernos helados.

  2. 2

    Mide y corta la tela en forma de cuadrado de 45 pulgadas (114 cm) de largo y ancho.

  3. 3

    Crea un dobladillo alrededor del perímetro de la manta plegando de ¼ a ½ pulgada (0,64 a 1,27 cm) de tela alrededor de los bordes.

  4. 4

    Presiona la tela doblada con una plancha caliente para lograr un pliegue marcado.

  5. 5

    Usa hilo de colores combinados para coser el tejido doblado en los bordes, permitiendo que los pliegues marcados por la plancha te guíen. Para un mejor acabado, puedes adjuntar recortes de tela en el perímetro de la manta para ocultar los bordes.

Consejos y advertencias

  • Al realizar el dobladillo alrededor de la manta, puede que te resulte útil usar alfileres para sujetar la tela doblada a medida que coses. Si haces esto, recuerda que debes eliminar cada alfiler antes de usar la manta o cobija como un regalo.
  • Al contrario de lo que algunos puedan decir, a no todos los bebés les gusta que los envuelvan. La única manera de saber si esto va a consolar a tu bebé es intentarlo. Si tu bebé se resiste a ser envuelto y se alarma por ello, no intentes forzarlo a aceptar la manta.
  • Aunque algunas fuentes afirman que los brazos del bebé deben mantenerse estirados hacia abajo contra sus costados cuando es envuelto, esto no es una posición natural para un niño dormido. Deja que los brazos del bebé se doblen cómodamente en el codo, y deja que sus piernas se mantengan flexionadas por las rodillas. Asegúrate de que tu bebé esté cómodamente acogido en vez de bien envuelto en la manta. A medida que tu bebé se vuelva más inquieto, envuélvelo sólo a la hora de acostarse (siempre y cuando todavía lo disfrute) para evitar la interferencia en el desarrollo motor y la coordinación. Entre las edades de 4 y 7 meses, la mayoría de los bebés ya no requieren ser envueltos para facilitar el sueño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles