Marchitez de hojas en Phalaenopsis

Escrito por tanya khan | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Marchitez de hojas en Phalaenopsis
La marchitez de hojas en Phalaenopsis puede ser causada por varios factores. (Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images)

Las orquídeas Phalaenopsis son plantas florales atractivas, fáciles de cultivar, y se consiguen comúnmente en centros de jardinería y viveros. Esta exótica planta tropical produce flores blancas que duran entre tres y cuatro semanas. Sin embargo, sus hojas pueden marchitarse por varias razones, disminuyendo así el atractivo de la planta y reduciendo su salud y vigor.

Otras personas están leyendo

Riego inadecuado

Seguir un esquema inadecuado de riego aumenta el estrés en Phalaenopsis, haciendo que las hojas se vean amarillas y marchitas. Regar la planta en exceso impide que las raíces absorban oxígeno, lo que genera que se pongan negras y viscosas y que las hojas se marchiten. Por el contrario, darle humedad insuficiente a la planta durante períodos prolongados causa que los bulbos en la base del follaje se encojan y se arruguen, lo que deshidrata a la planta. Riega la orquídea abundantemente una o dos veces por semana hasta que el exceso de humedad salga por los orificios de drenaje de la maceta. Reduce la frecuencia de riego después de la floración.

Insectos

Las orquídeas Phalaenopsis son susceptibles a varios insectos, incluyendo áfidos, arañuelas, orugas y cochinillas. Mientras que algunas especies absorben jugos esenciales de las hojas usando sus piezas bucales succionadoras, otras inhiben el proceso de la fotosíntesis. Las hojas estresadas comienzan a decaer, marchitarse y caer prematuramente. Elimina físicamente las pestes usando pinzas, o aplica un chorro potente de agua usando una manguera para controlar los insectos. Si son infestaciones muy severas, usa una solución de jabón antibacteriano o jabón insecticida.

Enfermedades

Muchas orquídeas, incluyendo la Phalaenopsis, son susceptibles a marchitez por fusarium, una enfermedad provocada por un hongo del suelo que infecta a las plantas a través de las raíces y se disemina hacia arriba. Los síntomas de la enfermedad incluyen amarillamiento y marchitez de las hojas, retraso en el crecimiento de la planta, caída prematura de las hojas, decoloración púrpura en rizomas y pudrición de raíces. Trata las orquídeas infectadas con un fungicida registrado para evitar que la enfermedad se propague. Adopta buenas prácticas de manejo para reducir el estrés de la planta y no aumentar su susceptibilidad a las enfermedades fúngicas.

Condiciones de cultivo

La luz inadecuada causa que las hojas se marchiten. Coloca las orquídeas cerca de una ventana iluminada donde llegue luz solar de forma indirecta. Alternativamente, puedes suplementar la falta de luz con cuatro tubos fluorescentes colocados en una lámpara suspendida a entre 8 y 10 pulgadas (20 a 25 cm) sobre las hojas de la orquídea. Cultiva la planta en una combinación de piedra volcánica, turba, corteza de abeto y fibra de helecho para brindarle un medio de buen drenaje. Aunque plantar a una orquídea en maceta eventualmente la mata, los síntomas iniciales incluyen el marchitamiento de hojas. Excesivas cantidades de fertilizante pueden también hacer que las hojas se marchiten. Idealmente, debes aplicar fertilizante soluble, diluido a la mitad de su concentración, cada semana durante la estación de crecimiento. Moja la maceta cada mes para lixiviar las sales acumuladas de los fertilizantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles