Cómo saber la diferencia entre el exceso de riego y regar poco una planta

Escrito por constance barker | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo saber la diferencia entre el exceso de riego y regar poco una planta
Comprueba la sequedad o la humedad del suelo de las plantas marchitas. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Mantener las plantas sanas requiere saber cuándo han tenido demasiada o insuficiente agua. La variedad de la planta, las condiciones del suelo y las condiciones de Sol, juegan un papel en la cantidad de agua que necesita la planta. Las plantas situadas en un entorno húmedo pueden necesitar menos agua que las que se encuentran en condiciones más secas. Las plantas de interior tienen diferentes necesidades que las ubicadas al aire libre.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Pon la punta de tu dedo índice 1 pulgada (2,5 cm) en el suelo de las plantas marchitas. Si el suelo se desmorona y se siente seco, entonces la planta necesita agua. Si el suelo se siente empapado, entonces la planta ha sido regada en exceso.

  2. 2

    Examina las hojas caídas de la planta y que tienen un color amarillento. Las hojas caídas y amarillas significan normalmente que las raíces de la planta se han podrido por el riego excesivo.

  3. 3

    Revisa la planta por hojas secas y marrones. Este síntoma significa que ha habido riego deficiente, provocando que las raíces mueran. Si el suelo no aparece seco, la sal de un ablandador de agua puede ser la causa de que las hojas estén de color marrón.

  4. 4

    Revisa las hojas caídas. Las plantas con exceso de agua tienen hojas lacias que caen de la planta, mientras que las plantas insuficientemente regadas pierden las hojas quebradizas.

Consejos y advertencias

  • Antes de regar las plantas, revisa el suelo con la punta del dedo. Si el suelo permanece húmedo, no riegues y comprueba el suelo al día siguiente. Para las plantas secas, riega lentamente, de modo que permitas que el agua penetre en el suelo.
  • Usa una regadera con una larga y estrecha boquilla para que el agua pueda ser distribuida directamente en el suelo de la planta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles