Materiales necesarios para trabajos de estuco

Escrito por kimberly hawthorne | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Materiales necesarios para trabajos de estuco
El estuco es fácil de aplicar con un poco de práctica. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los trabajos de estuco son una buena manera para que los que hacen los proyectos de "hágalo usted mismo" hagan un poco de dinero extra. La realización de este tipo de trabajos para personas que no sean amigos o familiares, requiere las credenciales adecuadas, certificación, entrenamiento, referencias y seguro. Por otra parte, es cierto que necesitas sólo un poco de práctica y los materiales correctos. Examina tus técnicas de aplicación construyendo una pared de práctica de ladrillos, piedras o bloques de cemento.

Otras personas están leyendo

Oferta de licitación

Incluso cuando estás realizando trabajos de estuco para tus familiares y amigos, una oferta de licitación te dará una explicación detallada del trabajo para evitar errores. Comienza examinando el tipo de material que actualmente tiene la superficie, incluye en tu propuesta cualquier remoción de material o reparación que se requiera antes de aplicar el estuco y las mediciones de los pies cuadrados (metros cuadrados) de la superficie a trabajar. Una oferta de licitación debería describir claramente la extensión total del trabajo. Explica todos los pasos en detalle para el propietario. Aquí tendrás la oportunidad de dar a conocer de manera específica los puntos a arreglar en la propuesta y las variables desconocidas que podrían generar cargos adicionales.

Aplicación de materiales

Un material exterior suave, como puede ser la madera contrachapada, requiere una malla formada de alambre soldado y unos clavos específicos. Ten en cuenta mantener lo más plana que puedas la malla durante la instalación. Asimismo, necesitarás una carretilla resistente y una pala o una pequeña mezcladora portátil para mezclar cemento Portland, arena y un poco de cal con agua. Colorea la mezcla de estuco con color en polvo si es que no vas a pintar el estuco acabado. Recuerda que necesitarás todos los materiales suficientes para aplicar dos capas de estuco para el proyecto, una capa de residuo y una capa final y texturada. Necesitarás una paleta grande de forma rectangular que tenga, por lo menos, un dentado para poder dispersar el estuco. Esto es utilizado para raspar la primera capa. Las superficies de ladrillo, de bloques de cemento y de concreto no necesitan una malla soldada antes de aplicar el estuco, al igual que las superficies interiores, como paredes de sótanos y de chimeneas. Humedece la superficie con una manguera o con una botella pulverizadora a medida que vayas avanzando. Es mejor no aplicar estuco a las superficies exteriores los días de viento caliente ya que la superficie debe estar húmeda para que el producto se adhiera.

Materiales de reparación

Los trabajos de reparación de estuco son, en su totalidad, una cosa distinta, especialmente cuando tú no fuiste el responsable del trabajo original. Es difícil saber la extensión del daño sin saber qué producto y qué técnicas se utilizaron en la aplicación. Necesitarás un pequeño martillo para romper todo el estuco que esté suelto y para exponer la malla de alambre. Un agente acrílico para pegar, adherido a la mezcla de estuco, proveerá un compuesto fácil de trabajar. Ten en cuenta que una paleta pequeña de forma triangular o una espátula funcionarán muy bien a la hora de aplicar una primera capa gruesa encima de la malla y para realizarle las rayaduras. Una vez que la primera capa se haya asentado, aplica una segunda y final capa texturada. El remiendo involucra combinar las texturas lo mejor que se pueda en cuanto al color, todo esto estará en tu técnica. No utilices estuco de color para los remiendos, en su lugar, prueba con unas muestras de color para el trabajo para que combinen lo más posible. Sella fácilmente las rajaduras con un elastómero acrílico y trata de tener a mano varias latas para ahorrarte varios viajes a la ferretería.

Pintar el estuco

Si tu cliente te pide que pintes el estuco en lugar de añadirle color a la mezcla, entonces tienes varias opciones. Tintes y pinturas de hormigón, pinturas minerales, lavados de cal y aplicación de manos de neblina, todas proveen un color uniforme y duradero para el estuco nuevo. Sólo asegúrate de que la cubierta que hayas elegido sea tolerante alcalina e impermeable para evitar que la pintura se pele y se salga, así como también, un cliente enojado en el futuro cercano. El tipo de producto colorante que hayas elegido dictaminará cómo aplicarlo, pero te servirá tener una variedad de pinceles, rodillos y también un pulverizador a mano para terminar el trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles