¿Qué medidas ha adoptado el gobierno chino para controlar el crecimiento de la población?

Escrito por andrew breslin | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué medidas ha adoptado el gobierno chino para controlar el crecimiento de la población?
China tiene la mayor población del mundo, así como la muralla más larga. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

China es el país más poblado del mundo, con más de 1,3 miles de millones de personas, según estimaciones de la Agencia Central de Inteligencia para el año 2011. En 1979, China comenzó su política de "un hijo por familia" dentro de sus esfuerzos para controlar su creciente población. El crecimiento de la población en China se ha reducido drásticamente en las últimas décadas, de más del 2,5 por ciento anual en 1968 ha pasado a alrededor de un 0,5 por ciento en 2008. El gobierno ha utilizado una variedad de enfoques dentro de sus esfuerzos por controlar el crecimiento demográfico.

Otras personas están leyendo

Campañas de relaciones públicas

El gobierno chino ha tratado de crear un ambiente en el que tener un hijo único es considerado como patriótico y digno de alabanza. Las señales y los carteles que refuerzan el mérito de la adhesión a la política de un solo hijo son comunes en China. Algunos de los lemas que se han incluido son los siguientes: "casarse tarde tiene muchas ventajas", "la práctica de la anticoncepción es beneficiosa para la protección de la salud de la madre y del niño", "practica el control de la natalidad para la revolución", "la planificación familiar tiene muchas ventajas", "el control de la natalidad es bueno" y "controlar el crecimiento de la población mejora nuestra raza humana".

Acceso a la anticoncepción

Las mujeres en China son fuertemente incentivadas a usar anticonceptivos y los diferentes métodos de anticoncepción que son puestos a disposición por el Estado. El dispositivo intrauterino ha sido el método más común de control de la natalidad desde el año 1982 hasta 2001, seguido de cerca por la esterilización femenina. La disponibilidad de métodos de anticoncepción puede dar cuenta de las diferencias entre las tasas de aborto de los EE. UU. y las de China. Según datos de 2002 publicados en el "New England Journal of Medicine", sólo el 25 por ciento de mujeres en edad reproductiva en China han tenido al menos un aborto, frente al 43 por ciento en Estados Unidos.

Incentivos económicos y sanciones

La familia con hijo único es intensamente fomentada en China a través de incentivos económicos, que incluyen el acceso prioritario a las mejores escuelas, vivienda y asistencia sanitaria. Las familias que no cumplen con las políticas gubernamentales que limitan el parto se enfrentan a graves sanciones, incluyendo multas, pérdida de bienes y empleo. Un artículo del "New York Times" de 2007 detallaba las medidas enérgicas contra los violadores de la política del hijo único, lo que dio lugar a protestas violentas. El artículo informaba que los funcionarios de Guangxi, en una zona rural en el sur de China, forzaban a las mujeres embarazadas a tener abortos y que los violadores de la norma recibían multas de hasta US$9.000.

Aunque la posición oficial del gobierno es que la política de población se mantenga a través de incentivos y no por medidas coercitivas, un juicio de 2004 ante el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes de EE. UU. llegó a la conclusión de que esta es una tergiversación, y que, en algunas partes de China, los abortos y esterilizaciones forzados se seguían produciendo. Los niños que nacen violando la política del hijo único enfrentan la discriminación y el estigma social.

Las diferencias políticas entre la China rural y la urbana

Las familias urbanas se limitan a tener sólo un niño, mientras que a las familias de las zonas rurales se les puede permitir tener un segundo hijo, aunque esto sólo se puede aplicar si el primer hijo es una niña. En todo caso, el segundo niño, por lo general, sólo se permite después de cinco años. Debido a la presión social profundamente arraigada para tener sólo un niño, las parejas urbanas abortan fetos femeninos a una tasa significativamente más alta que de hombres, lo que ha llevado a un incremento desproporcionado de la tasa de sexo en China.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles