Cómo hacer que un niño de 10 años deje de chuparse el pulgar

Escrito por tess reynolds | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que un niño de 10 años deje de chuparse el pulgar
Que tu niño de 10 años se chupe el pulgar puede ser causado por estrés. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Los bebés algunas veces comienzan a chupar sus pulgares a una edad muy temprana, y la actividad usualmente alcanza su nivel más alto a los dos años. La presión de grupo a menudo es un factor útil para hacer que tu hijo deje de chuparse el pulgar cuando comienza a ir a la escuela, pero debes ayudar a tu hijo a dejar de hacerlo si el problema persiste. A los 10 años, chuparse el pulgar causa y seguirá causando problemas de salud oral y continuar chupando un pulgar sucio puede causar otras enfermedades comunes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Explora las emociones de tu hijo. A menudo, cuando un niño grande se chupa continuamente su pulgar es para calmarse y relajarse. Pude que tenga más tendencia a chuparse el pulgar si tiene una ansiedad, depresión o estrés subyacente. Habla con tu niño sobre qué pasa en el colegio, con sus amigos o en otras partes de su vida. Ve a un terapeuta si es necesario para resolver la ansiedad, estrés o depresión.

  2. 2

    Emplea técnicas relajación, como respiración profunda o estiramientos, para limitar la ansiedad. Enséñale a tu niño a respirar profundamente a través de su nariz por cinco segundos, y después exhalar a través de su boca por cinco segundos. Pararse, estirarse hacia el cielo y después inclinarse para tocar los dedos de sus pies también puede ayudar. La música suave también puede aliviar el estrés.

  3. 3

    Establece reglas para limitar los lugares en donde se chupa el pulgar. Está lo suficientemente grande como para comenzar a evitar el hábito en lugares públicos como el colegio, el supermercado, la biblioteca o el parque.

  4. 4

    Haz metas pequeñas alcanzables a lo largo del camino hacia la última meta: parar este hábito completamente. Si se chupa el pulgar por una cantidad considerable de tiempo durante el día, las primeras metas pueden ser evitar al hábito de 30 minutos a una hora, después no chupárselo en la mañana antes del colegio. Haz que estas metas sean alcanzables para ayudar a asegurar su éxito.

  5. 5

    Elogia y recompensa a tu hijo incluso por el éxito más pequeño. Recompénsalo con pequeñas golosinas o premios simples para las metas fácilmente alcanzables. Tu niño puede responder bien a tiempo extra de juegos de video, acostarse media hora más tarde o una noche de película con amigos. Estos premios deben ser otorgados al completar una meta más grande.

  6. 6

    Consulta a tu pediatra y a un dentista. Si tu hijo ha tenido un serio hábito de chuparse el pulgar, puede que sus dientes probablemente hayan recibido algún daño. El médico puede darle a tu hijo un protector de pulgar o un aparato dental para insistir en quitar el hábito si está afectando su salud.

Consejos y advertencias

  • Tu hijo dejará el hábito de chuparse el pulgar cuando esté listo. Impulsa, elogia y anima a tu hijo a través de cada paso del proceso.
  • Chuparse el pulgar más allá de los cinco años puede producir problemas dentales. Haz una cita con un dentista u ortodoncista para discutir y corregir cualquier problema.
  • No molestes, fuerces, amenaces o castigues a tu hijo por chuparse el pulgar ya que esto aumentará el nivel de estrés y posiblemente hará que se rebele.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles