Cómo planchar un saco de vestir

Escrito por matthew ferguson | Traducido por marina boninni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo planchar un saco de vestir
Un saco bien planchado tiene un aspecto elegante. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Un saco de vestir sin arrugas da una muy buena impresión. Quienes trabajan en una tintorería usan equipamiento profesional para quitar las arrugas sin dañar el material del saco. Una plancha a vapor brinda resultados similares en casa, pero usar un electrodoméstico de manera incorrecta puede causar un daño irreparable a la prenda. Colocar una especie de protector entre la plancha y el saco, como por ejemplo un paño húmedo, protege las fibras del calor directo. Además, la combinación de ambos produce un efecto anti-arrugas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tabla de planchar
  • Tela de lino o algodón
  • Botella con pulverizador llena con agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Observa la etiqueta que está dentro del saco para ver la descripción de su material. Elige en la plancha el material y luego enchúfala. Deja que la plancha se caliente.

  2. 2

    Coloca el interior del saco sobre la tabla de planchar. Coloca la mitad de la espalda del saco a través de la tabla de planchar. Estíralo con la mano para que no queden dobleces ni arrugas.

  3. 3

    Humedece un retazo de tela de lino o algodón usando la botella de agua con pulverizador y colócalo sobre la parte de la espalda del saco.

  4. 4

    Presiona la plancha sobre la tela y levántala. Posiciona la tela a lo largo de la espalda del saco y continúa planchando de la misma manera. En cada instancia, usa un movimiento de presión y levanta la plancha. Evita deslizar la plancha por la ropa.

  5. 5

    Coloca una de las mangas estirada a lo largo de la tabla de planchar. Usa la parte más cerrada de la tabla de planchar para que ésta sostenga el saco. Estira la manga con tus manos.

  6. 6

    Coloca la tela húmeda contra la muñeca de la manga o contra el hombro. Una vez más, usando la tela como protector entre el saco y la plancha y plancha la manga a lo largo. Como antes, usa el mismo movimiento: primero presiona y luego levanta la plancha. Repite el procedimiento con ambas mangas.

  7. 7

    Coloca ambos lados del frente del saco a lo largo de la tabla de planchar, con el cuello en la parte más cerrada de la tabla. Estira el material contra la tabla.

  8. 8

    Revisa la tela para asegurarte de que sigue húmeda. Si es necesario, humedécela nuevamente.

  9. 9

    Coloca la tela húmeda en el frente del saco. Presiona y luego levanta la plancha y trabaja así de un lado del saco hacia el otro. Una vez que termines con uno de los lados del saco, cámbialo de posición y plánchalo del otro lado.

Consejos y advertencias

  • Luego de planchar el saco, míralo a ver si tiene arrugas. Si es necesario, quita cualquier arruga pasando la plancha con vapor caliente de un lado al otro a 1 o 2 pulgadas (2,54 cm o 5,08 cm) de la tela.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles