DESCUBRIR
×

La planta de tomate se marchita en la noche y muere en pocos días

Actualizado 19 julio, 2017

Las plantas de tomate pueden ser susceptibles a las fluctuaciones de las condiciones de crecimiento. A menudo, el primer signo de condición de crecimiento difícil es el marchitamiento de la planta de tomate. Dependiendo de la edad y el tipo de planta, así como también el grado del problema, se pueden marchitar y morir rápidamente.

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

El sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento es una de las causas más comunes de marchitamiento y la muerte de las plantas de tomate. Puede ocurrir fácilmente durante las partes más calientes del verano. Las plantas de tomate en maceta o recipientes son particularmente susceptibles al sobrecalentamiento. Para evitar esto, coloca mantillo en todas las plantas de tomate, incluyendo las cultivadas en recipientes. Elige un recipiente de color neutro que sea lo suficientemente grande de modo que no se sobrecaliente a la luz del sol del verano. También riega tu planta de tomate con frecuencia.

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Riego insuficiente de la planta

El riego insuficiente de las plantas de tomate pueden provocar que se marchiten y morir. Si la temperatura ha sido muy alta y la planta de tomate ha sido regada insuficiente rutinariamente, puede morir durante la noche. Las plantas de tomate requieren riego diario, por lo menos una vez al día y más a menudo durante las horas más calurosas del verano. El suelo debería sentirse húmedo y mojado al tacto a 1 pulgada (2,54 cm) por debajo de la superficie del suelo. Si el suelo está seco o polvoriento al tocarlo, tus plantas de tomate estarán bajas de riego.

IT Stock Free/Polka Dot/Getty Images

Exceso de riego

El exceso de riego también hará que la planta de tomate se marchite y muera. Regar en exceso rutinariamente puede causar estrés a la planta de tomate como el riego insuficiente y puede morir durante la noche. Comprueba que no haya charcos de agua estancada y que el suelo no esté saturado al ser tocado. Las plantas de tomate requieren de 1 a 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de agua al día.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Daño a la raíz

El daño severo en la estructura de la raíz de la planta de tomate puede matarla rápidamente. Dañar la raíz puede ocurrir como resultado de una invasión de depredadores. Si un animal ha perturbado gravemente la estructura de la raíz de tu planta de tomate, ha causado el daño irreparable de la planta. Si estás rastrillando, deshierbando o excavando cerca de tu planta de tomate, ten cuidado con el suelo cercano a ella para no dañar las raíces accidentalmente.

Comstock/Comstock/Getty Images