Cómo plantar salvia hispánica

Escrito por jonae fredericks Google | Traducido por nieves fragola
Cómo plantar salvia hispánica

Añade salvia hispanica a las ensaladas.

salad bowl with fresh salad and tomato image by Piter Pkruger from Fotolia.com

Originaria de América del Sur, la salvia hispánica es un miembro de la familia de la menta que crece 4 pies (121,92 cm) de altura. El follaje verde intenso de la hierba de salvia hispánica se complementa con las flores que brotan en julio y agosto. Las hojas y tallos de las plantas de salvia hispánica saben deliciosos en emparedados, sopas, ensaladas y guisados. Las semillas de la planta contienen altas cantidades de ácidos grasos omega-3 y se cosechan para su uso en recetas medicinales y bebidas. Si vives en zonas de rusticidad 9 a 11 del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), puedes cultivar exitosamente salvia hispánica al aire libre en tu jardín.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bandejas para germinación de semillas con tapa
  • Turba
  • Semillas de salvia hispánica
  • Una botella rociadora
  • Agua
  • Lámparas para crecimiento
  • Rastrillo
  • Almácigo de salvia
  • Manguera de remojo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena de turba las macetas individuales de una bandeja para germinación de semillas en el mes de marzo. Coloca dos o tres semillas de salvia hispánica en cada maceta.

  2. 2

    Usa la botella rociadora llena de agua para humedecer la turba. Coloca la tapa sobre la bandeja para germinación de semillas y espera a que estas últimas broten. La germinación debe demorar aproximadamente dos semanas. Levanta la tapa periódicamente para humedecer el suelo.

  3. 3

    Retira la tapa cuando las semillas comiencen a germinar, y coloca la bandeja en una ventana que reciba luz solar. Si no tienes una ventana soleada, instala una lámpara para crecimiento y prográmala para que esté encendida durante 12 horas por día.

  4. 4

    Prepara el suelo para la siembra de los almácigos de salvia hispánica. Quiebra el suelo con un rastrillo, creando un medio apto para la plantación. Las plantas de salvia no tienen preferencias de pH del suelo, por lo que no hacen falta modificaciones.

  5. 5

    Trasplanta la salvia hispánica afuera al final de la primavera o principios del verano cuando desarrollan su segundo conjunto de hojas.

  6. 6

    Cava hoyos para los almácigos de salvia hispánica lo suficientemente grandes como para que quepan sus cepellones. Separa estos huecos por una distancia aproximada 12 pulgadas (30,48 cm). Retira los almácigos de la bandeja y colócalos en los hoyos. Rellena estos últimos y golpea suavemente el suelo alrededor de cada planta para eliminar las bolsas de aire.

  7. 7

    Riega los almácigos con una manguera de remojo. Humedece el suelo 1 pulgada (2,54 cm) hacia abajo, proporcionando por lo menos 1 pulgada (25,4 ml) de agua por semana, especialmente durante las épocas de sequía.

Consejos y advertencias

  • Cosecha las hojas y tallos de salvia hispánica según sea necesario para tus recetas favoritas o bebidas alimenticias saludables.
  • Alimenta las plantas de salvia hispánica con un fertilizante orgánico. Consulta las instrucciones de la etiqueta en cuanto a las cantidades y periodicidad de su uso.
  • Si vives fuera de las zonas de rusticidad 9 a 11 de USDA, sólo podrás cultivar salvia hispánica en interiores. En lugar de plantar los almácigos al aire libre cuando desarrollen el segundo conjunto de hojas, hazlo en contenedores de 4 pulgadas (10,16 cm). Mantén el suelo húmedo en todo momento y coloca las plantas bajo luz solar brillante indirecta. Conserva la temperatura de tu hogar entre 65 y 80 grados F (18,33 y 26,66 grados Celsius). Trasplanta tus ejemplares a contenedores más grandes a medida que crezcan. Si no puedes proporcionar calor a las plantas con luz solar indirecta brillante y cálida, utiliza lámparas de crecimiento y una almohadilla térmica.
  • No riegues la salvia hispánica por demás. Demasiada agua puede pudrir sus raíces. Examina el suelo antes de la siembra presionando tus dedos dentro del suelo a una profundidad de 1 pulgada (2,54 cm). Si lo sientes húmedo, no riegues. En cambio, vuelve a verificar el terreno en unos días.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media