Cómo preservar vino una vez que se ha abierto

Escrito por contributing writer | Traducido por jorge de leon polanco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preservar vino una vez que se ha abierto
Hay maneras de preservar el vino una vez abierta la botella. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El vino es un líquido vivo, siempre cambiante y en constante evolución que es difícil de hacer, pero fácil de echar a perder. Muchas de las formas en que el vino puede estropearse pasan aún antes de que llegue al consumidor, pero hay un sinnúmero de cosas que le pasan al vino después de la compra que pueden llevar a una mala experiencia. Abrir una botella de vino y dejarlo oxidarse es la forma más común de estropear el vino. Hay un sinnúmero de maneras de evitar esto, y una de ellas probablemente funcionará para ti.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Asfixia tu vino con una bomba de vino. El vino se oxida cuando se expone al oxígeno. Si quitas la mayoría del oxígeno (o bajas la cantidad) que rodea al vino, el vino envejecerá más lento y, por lo tanto, durará más. La bomba de vino viene en dos partes: un tapón de hule para insertar en el cuello de la botella de vino, y una bomba que succiona sacando el aire de la botella. Tú simplemente coloca el tapón en la botella, agrega la bomba al tapón y empieza a bombear. El pico del tapón dejará que el aire sea sacado de la botella, y no dejará entrar nada. Después de 15 o 20 bombeos, el nivel de oxigeno de tu vino estará drásticamente reducido, y tu botella estará buena por unos 2 o 3 días más.

  2. 2

    Aplica nitrógeno. Trabajando en los mismos principios básicos que los de la bomba de vino, el sistema de nitrógeno para la preservación del vino trabaja con una pequeña lata de nitrógeno comprimido y un tapón. Al atomizar nitrógeno dentro de la botella, estás evacuando el oxígeno que hay adentro. El nitrógeno permanecerá dentro de la botella y no se escapará (porque el nitrógeno es más pesado que el oxígeno). Es inerte y no le dará un mal sabor al vino, tampoco. Una vez que hayas llenado la botella de nitrógeno, quita la tapa y disfruta tu vino por unos tres días adicionales.

  3. 3

    Sella tu botella de vino burbujeante. Con la champaña y el vino burbujeante, la preservación del producto se hace de manera diferente. En vez de sacar un gas, quieres retenerlo y atraparlo, en un sentido. La respuesta es un corcho cargado a resorte. Este es un pequeño dispositivo que consiste en una tapa de metal con dos brazos movibles y un corcho de hule cargado a resorte. El corcho de hule se fija fácilmente en el cuello de la botella de champaña. Una vez adentro, simplemente empuja hacia abajo para asegurar el sello y baja los brazos por debajo del labio de apertura, sosteniendo el sello en su lugar. Si se mantiene así, la botella de burbujas se beberá bien por alrededor de otra semana.

  4. 4

    Refrigera tu vino. La más simple y más pasada por alto manera de prolongar la vida de tu botella abierta es refrigerándola. Si es blanco o rojo, la oxidación del vino se detiene entre más se enfríe. Si sabes que no terminarás esa botella de Cabernet hasta el jueves y hoy es martes, ponla en el refrigerador. Saca la botella una o dos horas antes de servirla para ponerla de nuevo a la temperatura ambiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles