Propagación de geranios desde esquejes

Escrito por karen carter | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Propagación de geranios desde esquejes
Las plantas de geranio ofrecen al jardinero una vasta selección de colores florales y formas foliares. (geranium image by Konstantin Kaschenko from Fotolia.com)

Los geranios (pelargonium spp.) son plantas de flor elegidas para macizos florales, bordes, macetas, jardineras y cestos colgantes. Las vainas se asemejan a las de un alfilerillo por sus puntas alargadas. Existen más de 200 tipos de geranio de distintos colores, hábitos de crecimiento, patrones foliares y perfumes. Las flores son blancas, rosas, salmones, rojas, fucsias y lavandas. Los geranios se propagan comúnmente ya sea a partir de semillas o esquejes. Estos últimos crean una copia o clon de la planta madre.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maceta de arcilla de 3 pulgadas (7,5 cm)
  • Una maceta de entre 6 y 8 pulgadas (15 a 20 cm)
  • Jabón
  • Agua
  • Lavandina
  • Un taladro eléctrico
  • Una malla metálica
  • Corcho
  • Vermiculita
  • Una planta de geranio
  • Un cuchillo afilado
  • Hormona enraizante
  • Una botella rociadora
  • Una bolsa de plástico transparente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava una pequeña maceta de arcilla de 3 pulgadas (7,5 cm) y una de entre 6 y 8 pulgadas (15 a 20 cm) con agua jabonosa. Enjuaga ambos contenedores con una mezcla de una parte de lavandina y nueve partes de agua. Usando un taladro eléctrico, realiza perforaciones en el contenedor más grande si no tiene orificios de drenaje. Cubre los orificios con una malla eléctrica.

  2. 2

    Sella la base de la maceta de arcilla usando un corcho. Esta será usada como reservorio de agua y el agua filtrará por los costados de la maceta de arcilla. Coloca la maceta pequeña en el centro de una más grande y rodéala con vermiculita.

  3. 3

    Corta secciones de tallo de 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de largo usando un cuchillo afilado. Los mejores esquejes son los que se obtienen del extremo de los tallos y no tienen yemas florales. Corta las hojas de la mitad inferior de los esquejes. Inserta el extremo cortado en 1/2 pulgada (6 mm) de hormona de enraizar y luego en la vermiculita, a una profundidad de 1,5 pulgadas (3,2 cm).

  4. 4

    Llena la pequeña maceta de arcilla con agua y rocía los esquejes. Coloca una bolsa de plástico sobre ellos. Ínflala para que no toque las hojas. Ubica la maceta en un lugar cálido de luz indirecta.

  5. 5

    Vuelve a llenar la maceta de arcilla cuando disminuye el nivel de agua. Retira la bolsa cuando aparezcan nuevos brotes, que indican el establecimiento de las raíces. Lleva los esquejes a un lugar donde reciban luz solar filtrada. Una vez que comience el crecimiento vigoroso, trasplanta los esquejes a un sitio permanente.

Consejos y advertencias

  • Corta las flores muertas o marchitas de las plantas. Esto promueve el crecimiento de nuevas flores y evita la formación de vainas.
  • No dejes que las plantas se sequen y marchiten. Los ciclos de marchitez y riego abundante causan caída de hojas y disminución de la velocidad de crecimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles