Cómo propagar una aralia

Escrito por gail delaney | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo propagar una aralia
Precisarás macetas de 15 cm de diámetro (Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images)

Las aralias (Polyscias fruticosa) son plantas nativas de la India, Malasia y Polinesia y son cultivadas como plantas de interior en todo Estados Unidos. Pueden alcanzar alturas de 10 a 12 pies (3 a 3,6 m) y crecen bien bajo luz intensa. Es importante cultivarlas en un lugar cálido. Cuando las temperaturas descienden por debajo de 70 º F (21 ºC), las hojas inferiores pueden caer. Es posible propagar una aralia, pero puede ser difícil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Macetas de 6 pulgadas (15 cm)
  • Tierra para macetas
  • Un cuchillo afilado
  • Hormona de enraizar
  • Una botella rociadora
  • Una bolsa de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una maceta con tierra.

  2. 2

    Revisa la planta para encontrar un tallo saludable de 4 pulgadas (10 cm) de largo. Corta tantos esquejes como sea necesario usando un cuchillo afilado, a fines de primavera o en verano. Corta el tallo justo por debajo de un nudo, la parte donde la hoja nace del tallo.

  3. 3

    Elimina las hojas inferiores del esqueje, dejando las superiores intactas.

  4. 4

    Sumerge el extremo cortado del tallo en un vaso con agua retíralo y sacúdelo para eliminar el exceso de humedad. Introduce el extremo humedecido en hormona de enraizar, sacudiendo el exceso.

  5. 5

    Inserta un lápiz en el suelo a 2 pulgadas (5 cm) de profundidad. Así harás el hoyo de plantación para que el suelo no saque la hormona del esqueje. Inserta el extremo que tiene la hormona en el hoyo. Afirma el suelo alrededor del esqueje usando tus dedos.

  6. 6

    Repite los pasos 3 a 5 para cada esqueje. Colócalos en la misma maceta, con una separación de 1 pulgada (2,5 cm) entre sí.

  7. 7

    Humedece los esquejes con agua. Humedece también el suelo, pero no lo empapes para que no haya problemas en la formación de raíces.

  8. 8

    Coloca la maceta en una bolsa de plástico trasparente. Sopla la bolsa para que se abra. Esta debe ser lo suficientemente grande para alojar a todos los esquejes sin que las hojas la toquen. Ciérrala y coloca la maceta en un lugar cálido que reciba luz difusa. La temperatura adecuada es de entre 70 y 75 ºF (21 a 24 ºC).

  9. 9

    Si se forman gotas de condensación dentro de la bolsa, ábrela durante 15 minutos. Rocía el suelo si está seco. Mantén los esquejes en la bolsa hasta que veas nuevos brotes. Esto puede llevar cinco o más semanas. Retira la maceta de la bolsa gradualmente en el curso de tres días.

  10. 10

    Llena de tierra una maceta de 6 pulgadas (15 cm.) por cada esqueje que tengas. Realiza un hoyo en el suelo usando un lápiz o tus dedos.

  11. 11

    Retira la aralia enraizada de la primera maceta e insértala en el hoyo de la nueva. Afirma el suelo alrededor de la planta. Riega la aralia hasta que el agua salga por los orificios de drenaje. Sólo humedece el suelo, no lo mojes completamente y no dejes que la planta permanezca sobre agua estancada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles