¿Se pueden propagar lirios simplemente separándolos del tallo principal?

Escrito por laura reynolds | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Se pueden propagar lirios simplemente separándolos del tallo principal?
Secciones de tallo con axilas foliares puede formar nuevos bulbillos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los jardineros experimentados que saben propagar lirios mediante bulbos y semillas pueden querer probar otra forma de propagación vegetativa: esquejes de tallo. Aunque este método es menos exitoso para plantas perennes herbáceas que para perennes leñosas, los tallos de esquejes garantizan obtener un individuo idéntico a la planta madre. Existen algunos tipos de lirios con los que es más fácil obtener resultados.

Otras personas están leyendo

Cómo se reproducen los lirios

Los lirios se reproducen a partir de bulbos escamosos que llevan el código genético de la planta y el embrión, alimento y humedad necesarios para mantenerlo a salvo hasta que las condiciones ambientales le permitan volver a crecer. Los bulbos se multiplican rápidamente. Algunas variedades producen bulbos adicionales cada año. Algunos desarrollan pequeños bulbillos alrededor de la base del bulbo parental y en la sección del tallo ubicada entre el bulbo y la superficie del suelo. Algunos lirios, especialmente el lirio atigrado nativo de América del Norte, producen pequeños bulbillos en la unión entre la hoja y el tallo. Cada escama del bulbo y cada bulbillo llevan exactamente la misma combinación cromosómica que la planta madre. Las semillas, producidas en vainas formadas sobre los tallos florales, llevan el código genético combinado de una nueva planta (un híbrido) con las estructuras cromosómicas combinadas de la planta que tiene la semilla y de la planta que aportó el polen. El éxito con los esquejes de tallo depende de cómo se autopropague el cultivar y de cómo es plantado el esqueje.

Momento

Los tallos de los lirios comienzan a morir rápidamente después de que la flor se marchita, por lo que los esquejes deben ser obtenidos prontamente después de que la última flor cae. Los esquejes deben ser plantados inmediatamente en arena gruesa o en un sustrato arrancador y deben mantenerse humedecidos. Cuando un tallo emerge, quiere decir que se ha formado en la axila donde la hoja se une con el tallo. Este diminuto bulbillo, plantado en una bandeja de propagación en primavera, debería volverse lo suficientemente grande para ser llevado al jardín después de uno o dos años. Si el tallo logra producir un bulbillo, este puede llegar a adquirir el tamaño necesario para producir flores después de dos a cuatro estaciones, dependiendo del cultivar.

Método

Corta secciones verdes y vivas de tallo, dejando al menos una hoja en cada una. Espolvorea cada esqueje con fungicida u hormona enraizante, disponibles en centros de jardinería, y plántalos en una bandeja con arena o en un sustrato arrancador de forma que las hojas queden paradas en cada sección. Asegúrate de enterrar la axila de cada hoja; allí es donde se formará el bulbillo.

Elección de lirios

Muchas especies de lirios, como los atigrados, forman bulbillos en las axilas fácilmente; los híbridos asiáticos forman bulbillos en tallos subterráneos y sobre hojas arrancadas con una sección de tallo. Los lirios no crecen directamente de esquejes de tallos; primero deben formar bulbillos, por lo que debes tener paciencia. Sólo los lirios que producen bulbillos (o los híbridos cuyos ancestros producían bulbillos) responderán a este método de propagación vegetativa. El resto brinda muchos bulbillos para recolectar y plantar, formados junto al bulbo de la planta madre o en secciones subterráneas de los tallos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles