DESCUBRIR
×

Cómo hacer tu propio aceite de girasol

Actualizado 17 abril, 2017

Elaborar tu propio aceite de girasol puede tener muchas utilidades ya sea no sólo para cocinar, si no también para agregar a tus productos de belleza caseros. Si vas a usar las semillas grandes de repostería, necesitarás material extra y una prensa para clasificar, quitar la cáscara y aventar las semillas. Las semillas oleaginosas pequeñas y negras producen casi más del doble de cantidad de aceite. La cantidad de semillas que necesitas depende de la cantidad de aceite que quieras hacer. Para conseguir 3 galones (11 litros) de aceite, necesitas 35 libras (16 kg) de semillas. Si estás cultivando tus propios girasoles, eso equivale a 140 plantas.

Instrucciones

belchonock/iStock/Getty Images
  1. Coloca las semillas de girasol en una batidora y muélelas hasta que tengan una consistencia fina, luego ponlas en la cazuela para el horno.

  2. Asa las semillas en el horno a 300 grados Fahrenheit (149 Centígrados), removiendo cada cinco minutos durante 20 minutos. Deja enfriar durante un instante y luego pásalas por un colador al recipiente hermético.

  3. Guarda los recipientes con aceite en la nevera. El aceite se debe usar en el período de un mes porque no tiene conservantes.

  4. Congela la pasta sobrante para recalentarla cuando necesites hacer más aceite. Esta pasta también se puede usar como alimento para pájaros.

Consejos

  • Recalentar la pasta sobrante para hacer más aceite no lo convertirá en grasa saturada.
  • Las semillas oleaginosas de girasol producen cerca del doble de cantidad de aceite que las más grandes y corrientes.

Advertencias

  • Este proyecto no lo deben intentar los niños sin ser supervisados, ya que el aceite puede estar sumamente caliente cuando sea sacado del horno.

Necesitarás

  • Semillas oleaginosas de girasol
  • Una cazuela para horno
  • Un colador
  • Un recipiente hermético resistente al calor y al frío