Cómo hacer tu propio limpiador para lentes recubiertos

Escrito por jonae fredericks | Traducido por martín giovana
Cómo hacer tu propio limpiador para lentes recubiertos

Limpia tus anteojos con cuidado.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Hay cuatro tipos principales de recubrimiento de anteojos. Revestimiento resistente a los rayones, que se aplica tanto en la parte delantera como en la trasera de los lentes para crear una superficie dura y resistente a los rayones. Revestimiento de espejo, los cuales son altamente reflectantes, revestimientos de colores que se añaden a las lentes y protectores ultravioleta (UV) que protegen los ojos de los peligrosos rayos ultravioleta del sol. Los revestimientos antireflejo bloquean la luz reflectante. Tus lentes deben limpiarse con regularidad, independientemente de su revestimiento y los limpiadores caseros pueden ser tan eficaces como los costosos limpiadores comerciales.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una botella rociadora
  • Un gotero
  • Agua destilada
  • Una jabonera
  • Alcohol isopropílico
  • Vinagre blanco
  • Un paño suave
  • Jabón de Castilla
  • Glicerina
  • Aceite de sasafrás
  • Una olla para hervir
  • Amoniaco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena un gotero pequeño con agua destilada. Añade unas gotas de jabón al agua destilada y agita. Agrega unas gotas de la solución de agua destilada en un paño suave y limpia tus lentes recubiertos.

  2. 2

    Vierte suficiente alcohol isopropílico en una pequeña botella rociadora para cubrir sólo el fondo de la botella. Llena el resto de la botella rociadora con agua destilada y sacúdela. Rocía cada lente con la solución de alcohol y límpialos con un paño limpio y suave.

  3. 3

    Coloca 8 onzas (0,23 l) de agua destilada en una botella rociadora, a continuación, agrega 2 onzas (0,059 l) de vinagre blanco y una onza (0,029 l) de alcohol isopropílico. Agita la botella y rocía cada lente. Limpia las lentes con un paño limpio y suave.

  4. 4

    Corta un cuarto de una pastilla de jabón de castilla en trozos pequeños, añade agua suficiente para cubrir el jabón y lleva a ebullición. Revuelve constantemente a fuego lento durante cinco minutos y luego agrega una cucharada de glicerina y media cucharadita de aceite de sasafrás. Retira del fuego y deja que la mezcla se enfríe. Viértela en un frasco y derrama una pequeña cantidad en un paño suave para limpiar tus lentes recubiertos.

  5. 5

    Mezcla 2 onzas (0,059 l) de amoniaco y 8 onzas (0,23 l) de alcohol isopropílico en una botella rociadora. Agita bien y pon un poco a cada lente. Limpia cada lente con un paño suave.

Consejos y advertencias

  • Trata de combinar la receta de agua destilada y alcohol con unas cuantas gotas de jabón para hacer un efectivo limpiador de lentes recubierto.
  • No utilices toallas o pañuelos de papel para limpiar tus lentes recubiertos. Las fibras del papel pueden causar pequeñas rayas en la superficie, que puede inhibir la claridad.
  • Utiliza una presión suave al limpiar tus lentes. Si se presiona demasiado duro puedes aflojar la lente e incluso provocar algún rayón.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media