DESCUBRIR
×

Cómo quitar el aceite de ricino del cabello

Actualizado 23 marzo, 2017

Lubricaste tu cabello con aceite de ricino porque escuchaste que humecta de manera maravillosa tu cuero cabelludo. Está lleno de ácidos grasos omega-9 y nutre el cabello desde las raíces. Lo que pensaste hacer es aplicarte el aceite en el cuero cabelludo y luego lavártelo rápidamente con un champú, ¿cierto? falso. En lugar de eso quedo más engrasado de lo que esperabas y ahora tienes el peso de 40 derrames de aceite en el cabello. ¡No es tan fácil de lavar! Antes de llamar a la Guardia Costera para que te lo limpie, intenta un par de trucos naturales para absorber esa grasa de manera rápida.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Mezcla limón y agua para hacer una solución ácida. Viértela en un frasco aplicador de plástico. Haz la solución principalmente de limón, mezclándolo con agua simplemente para diluirlo y para aumentar la cantidad - que variará dependiendo de la longitud de tu pelo. Aplica la solución sobre el cuero cabelludo (¡ten cuidado con tus ojos!) y deja que se asiente en tu cabello durante 10 a 15 minutos, luego enjuaga. Repite el proceso si tu pelo aún se siente grasoso. Lava y acondiciona tu pelo como lo harías normalmente después de sacar el limón.

  2. Lávate el cabello con un champú más fuerte, como los que se usan para tratar la caspa. Basta con mojar el cabello y luego aplicarlo en todas partes muy bien. Apila tu cabello en la espuma y restriégalo bien. Enjuaga y repite si es necesario. Al restregar tu pelo lo enredas, por lo que debes aplicar un tratamiento de acondicionamiento después de aplicarte el champú contra la caspa, y luego enjuagarte.

  3. Aplícate un champú clarificante para eliminar la suciedad, la acumulación y las impurezas del medio ambiente. Frota el champú sobre tu cuero cabelludo, en el largo del cabello y en las puntas. Enjuaga y repite si es necesario. Continúa aplicando un tratamiento de acondicionamiento hidratante.

Consejos

  • Mezcla el aceite de ricino con un poco de aceite ligero o esencial como el aceite de romero, el de semilla de uva o el de almendras para aligerar el grosor del aceite de ricino, esto hará que sea más fácil de quitar y le dará una agradable fragancia .

Necesitarás

  • Limón
  • Agua
  • Botella de plástico
  • Champú
  • Acondicionador
  • Champú clarificante