Cómo quitar el daño que el humo le ha hecho a los muebles

Escrito por kate eglan-garton | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar el daño que el humo le ha hecho a los muebles
Fuego y humo. (Flame of a fire and fire wood in fireplace image by Aliaksandr Zabudzko from Fotolia.com)

Quitar el daño del humo en los muebles es algo tedioso, pero posible cuando conoces qué procedimientos debes realizar y qué tipo de productos y equipos se requieren. Debes limpiar la madera, los tapizados, las pantallas de las lámparas y los herrajes para que tus muebles vuelvan a tener su estado original, libre de malos olores. El humo del tabaco tiene un olor diferente al humo de un incendio, pero ambos liberan en el aire, y sobre tus muebles, productos químicos tóxicos que pueden dañarlos. Cuando trabajes quitando el daño producido por el humo, hazlo solamente en una habitación amueblada a la vez.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una esponja química seca
  • Una aspiradora de uso comercial con boquilla rinconera
  • Un generador de ozono
  • Queroseno
  • Aceite "3 en 1"
  • Un jabón de lino o jabón de aceite vegetal
  • Una cubeta
  • Unos trapos de limpieza
  • Unas hojas de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita todos los herrajes metálicos de los escritorios, mesas, sillas y otros muebles de madera. Sumerge un trapo limpio en queroseno y limpia los herrajes. Dispón las piezas sobre las hojas protectoras de plástico y, una vez que se hayan secado, rocía o pasa una capa delgada de aceite "3 en 1" sobre los herrajes para evitar que el metal sufra corrosión.

  2. 2

    Aspira todas las superficies de los muebles con una boquilla para rincones, sosteniéndola un poco por encima de la superficie para que ingrese el hollín dentro de la aspiradora, sin empujar la suciedad dentro del material del mueble. Nunca uses una herramienta con cepillo.

  3. 3

    Con una esponja química seca, limpia suavemente todos los muebles tapizados y las pantallas para quitar todo resto de hollín que la aspiradora no haya recogido.

  4. 4

    Mezcla 1/4 de una taza de jabón de lino o de aceite vegetal con 1 galón (3,8 L) de agua tibia en una cubeta y limpia con esta solución todas las superficies de madera. Deja que se sequen con el aire.

  5. 5

    Coloca la máquina de ozono en la habitación en la que has estado limpiando y cierra todas las puertas. El grado de daño y el tipo de productos químicos presentes determinarán cuánto ozono es necesario. Una máquina portátil con salida de 1.000 mg/h de ozono será suficiente para una habitación de 12 x 12 pies (3,70 x 3,70 m), con poco daño ocasionado por el humo. Enchufa la unidad, prográmala en modo alto y posiciona el temporizador en 30 minutos, luego aprieta el botón. Se apagará automáticamente cuando haya alcanzado los 30 minutos.

  6. 6

    Una vez completado el proceso de ozonización, vuelve a colocar los herrajes en los muebles. Si queda algún resto de humo en tus muebles, repite el paso anterior con la misma configuración y la misma duración.

Consejos y advertencias

  • Nunca permanezcas en la habitación cerrada cuando esté funcionando la máquina de ozono.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles