Cómo quitar la suela de una zapatilla de deporte

Escrito por bethenny watters | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar la suela de una zapatilla de deporte
Extraer las suelas de una zapatilla de deporte puede ser completado en unos sencillos pasos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Sin importar si se trata de una cuestión de ahorrar dinero o aferrarse a un accesorio atesorado, algunos elementos no se pueden sustituir con una simple compra. Deben ser reparados. En el caso de las zapatillas, las suelas pueden desgastarse o dañarse, poniendo en peligro la integridad de la estructura del zapato. Extraer la suela de una zapatilla de deporte de modo que pueda ser sustituida puede ser un proceso relativamente sencillo con las herramientas adecuadas y una dosis de paciencia.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pistola de calor con lectura de temperatura
  • Un pequeño cuchillo de cocina
  • Un destornillador de punta de gabinete de 1/8 de pulgada (0,3 cm)
  • Una lima para metal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia el zapato y retira los cordones de los mismos. Usa una solución simple de agua y jabón para lavar la suciedad, los restos y las manchas de la zapatilla. Deja que el zapato se seque por completo antes de proceder con la eliminación de la suela.

  2. 2

    Retira la plantilla del zapato. Esta es el relleno colocado en la parte inferior de un zapato para proporcionar un confort óptimo. Debe deslizarse con facilidad, pero algunas se pegan abajo. Si está pegada, a continuación, inserta un destornillador plano entre la plantilla y el zapato, y saca la plantilla suelta.

  3. 3

    Saca el hilo de la puntera. Si el zapato tiene hilo expuesto en la superficie exterior de la zapatilla de deporte, a continuación, utiliza el destornillador plano para tirar del hilo suelto, comenzando en un extremo de la línea del mismo. Tira del hilo suavemente, asegurándote de que el cordón permanece en una sola pieza, lo que hace más fácil la remoción.

  4. 4

    Afloja la suela del zapato con calor. Usar una pistola de calor con el ajuste de temperatura a 400 grados Fahrenheit (200 grados Celsius) es una forma de eliminar una suela de la parte superior de un zapato. Una vez que la pistola de calor esté a la temperatura deseada, mueve el calor sobre el lado del zapato donde la suela se reúne con la parte superior, fundiendo gradualmente el pegamento debajo de la misma. Agita la pistola hacia atrás y hacia adelante, sosteniéndola 2 a 3 pulgadas (5 a 7 cm) de la zapatilla.

  5. 5

    Tira de la plantilla de la parte superior de la zapatilla de deporte, usando la parte de atrás de un cuchillo para separar la suela suelta. A medida que tiras, corta el exceso de pegamento con la parte trasera de la navaja. Dado que el pegamento se seca rápidamente, es posible que tengas que parar y aplicar más calor a la suela con la pistola.

  6. 6

    Retira el material en exceso de la suela de la zapatilla dejado en la parte inferior de la zapatilla de deporte superior. Usa una lima para raspar la base del zapato superior, dejando un poco de tracción en la suela, asegurando así una mejor adherencia cuando se sustituya.

Consejos y advertencias

  • Ten cuidado al usar la pistola y el cuchillo para evitar quemaduras o cortes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles