DESCUBRIR
×

Cómo reemplazar la termocupla de una cocina

Un extremo de la termocupla de una cocina está conectado al piloto y el otro a la línea de gas. Cuando el cable del sensor conectado al piloto no detecta la presencia de una llama, cierra el paso de gas a la cocina. Esta característica de seguridad asegura que no haya gas fluyendo cuando no hay una llama que lo queme. A veces la termocupla de una cocina puede funcionar mal y por esto debe ser reemplazada.

Instrucciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  1. Ubica la válvula de cierre en la línea de gas que se conecta a la línea flexible de cocina. Debe estar bastante cerca de esta línea. Gira su manija en sentido horario hasta el tope para cerrar la provisión de gas a la cocina.

  2. Abre la puerta del horno y quita las rejillas y otros objetos de adentro.

  3. Quita los tornillos ubicados en las esquinas y posiblemente en los costados del suelo del horno. Usa un destornillador Phillips para girarlos en sentido antihorario. Levanta el piso del horno una vez quitados todos los tornillos.

  4. Ubica el lugar donde la línea de gas ingresa a la cocina y halla la termocupla conectada a ésta. El otro extremo está conectado al ensamblado del piloto.

  5. Suelta ambos extremos de la termocupla usando una llave ajustable para girar los accesorios en sentido antihorario. Quita la vieja termocupla del ensamblado del piloto y sácala de la línea de gas.

  6. Instala la nueva termocupla en el lugar de la anterior. Encastra el extremo del cable en el ensamblado del piloto y luego ajusta el accesorio con una llave ajustable en sentido horario. Coloca el accesorio en el otro extremo de la línea de gas y ajústalo con la llave ajustable. Reemplaza el suelo del horno y devuelve el gas a la cocina.

Necesitarás

  • Destornillador Phillips
  • Llave ajustable