Cómo reparar una tela rasgada

Escrito por kelly thomas | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar una tela rasgada
Coser a mano es una manera precisa y práctica de remendar telas. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Existen varias formas de remendar una tela rasgada, pero cuando lo que cuenta es el cuidado y la precisión, uno de los mejores métodos es usar hilo y aguja. Hay diferentes tipos de puntadas para elegir, según sea la necesidad concreta que se presente. Si estás buscando que las puntadas sean resistentes, un pespunte es lo más efectivo, un punto de sutura o punto ciego funciona mejor para que la tarea de reparación sea menos notoria.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una aguja
  • Hilo
  • Tijeras
  • Alfileres

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Encuentra un hilo de un color que combine o sea del mismo color de la tela rasgada. Usa una aguja que sea fácil de manipular para el tipo de tela.

  2. 2

    Recorta la tela deshilachada de alrededor del desgarro antes de comenzar a coser. Coloca alfileres alrededor de los bordes de la tela rasgada, con los lados derechos juntos si el material es inestable o el desgarro es grande.

  3. 3

    Haz un nudo en un extremo del hilo. Si se trata de una tela liviana, haz un pespunte con puntadas cortas seguidas por un nudo con figura de ocho en la parte de atrás. Envuelve el hilo varias veces alrededor de la aguja y hazlo pasar a través del lazo del hilo. Asegura el hilo una 1/2 pulgada (1,25 cm) pasando una esquina del rasgado en la tela..

    Usa una puntada en cadena

  1. 1

    Asegura el nudo y pasa la aguja de abajo hacia arriba. Trabajando hacia el desgarro, empuja la aguja hacia abajo pasando por la tela usando una puntada de 1/8 de pulgada (0,32 cm). Repite este paso, introduciendo la aguja para que la puntada sea perpendicular al rasgado. Al principio haz puntadas cortas, incrementando su largo y ancho a 1/4 de pulgada (0,75 cm) y haciendo descender y ascender la aguja por el desgarro. Si la tela está tejida de manera suelta, puede que necesites más distancia respecto del rasgado.

  2. 2

    Haz tres o cuatro puntadas flojas por vez. Tira suavemente del hilo para que la tela no se frunza. Mete los bordes ásperos dentro del dorso de la tela. Avanza a lo largo del rasgado con puntadas parejas hasta que estés cerca del final del desgarro.

  3. 3

    Reduce gradualmente el tamaño de las puntadas hasta 1/8 de pulgada (0,32 cm) mientras trabajas a 1/2 pulgada (1,25 cm) pasado el desgarro, dirigiéndote a un punto. Tira de las puntadas finales y minimiza los frunces antes de hacer el nudo.

  4. 4

    Termina de remendar el rasgado con un nudo, usando unos pocos pespuntes pequeños seguidos por un nudo de figura de ocho en el lado de atrás de la tela como lo hiciste al comenzar la tarea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles