Estilo

Cómo repujar y pintar cuero

Escrito por mackenzie wright | Traducido por mariana nonino
Cómo repujar y pintar cuero

Aprende a repujar el cuero y pintarlo.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El repujado y la pintura son grandes maneras de arreglar los artículos de cuero a bajo costo o incluso para crear una pequeña obra de arte de los pedazos de cuero que puedas encontrar. El repujado crea diseños marcados en la superficie del cuero y el estampado correcto le da un hermoso acabado de aspecto profesional. La pintura del cuero puede realmente realzar su belleza con color. Para hacerlo bien requiere de algunas técnicas especiales, ya que trabajar el cuero no es lo mismo que la tela.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Prendas de vestir de cuero
  • Plantillas de metal
  • Madera desecha
  • Clavos
  • Mazo de goma
  • Espuma de poliestireno de 1/4 pulgada (0,6 cm) de espesor
  • Pesas
  • Toallas
  • Plancha
  • Trapos
  • Pinceles para artesanía
  • Pinturas de acrílico
  • Lija
  • Agua
  • Cepillos de dientes viejo
  • Alcohol etílico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Repujado del cuero

  1. 1

    Elige un cuero suave o cuero de herramientas para realizar el repujado. Estos cueros son más flexibles y será más fácil trabajar con ellos.

  2. 2

    Elige una plantilla con el diseño que deseas estampar sobre el cuero. Si estás utilizando varias plantillas, como letras, es posible que tenga que hacer una a la vez.

  3. 3

    Pon el cuero sobre una mesa. Coloca algunos trapos en un recipiente con agua. Exprime ligeramente para mantenerlo húmedo pero que no gotee y colócalo sobre el cuero. Déjelo allí durante 15 minutos o menos para mojar el cuero.

  4. 4

    Da vuelta la plantilla y colócala sobre una tabla de madera. Clávala en su lugar para que no se mueva.

  5. 5

    Quita los trapos húmedos y limpia el exceso de líquido. Coloca una toalla sobre el cuero y plánchala, con el calor máximo y vapor así la mantienes húmeda. El agua y el calor ayudarán a suavizar el cuero.

  6. 6

    Toma el cuero y decide dónde colocarás el diseño del repujado. Apoya esa área sobre la plantilla, con la cara frontal del cuero hacia abajo, de modo que la parte posterior del cuero está mirando hacia arriba. Acomódalo de manera que el diseño quede exactamente donde lo deseas.

  7. 7

    Coloca un trozo fino de espuma de poliestireno en la parte superior de la piel. Aplica pesas en la parte superior de la espuma de poliestireno, como libros pesados ​​o ladrillos. Deja que repose durante seis horas. No lo muevas durante este tiempo.

  8. 8

    Quita las pesas y la espuma de poliestireno, sin mover el cuero. Deberías poder ver el cuero presionado en la plantilla. Los bordes deben estar muy pronunciados. Si las aristas no se definen por completo, puedes martillar sobre ellas con un mazo de goma.

  9. 9

    Retira el cuero de la plantilla. Si quieres realzar más diseños, haz el proceso de nuevo, teniendo cuidado de no estropear el diseño en relieve que acabas de hacer. Cuando hayas terminado, deje que el cuero se seque.

    Pintura sobre el cuero

  1. 1

    Limpia la piel con un poco de agua y un paño. Si la superficie está brillante, es probable que haya sido encerada. Usa una lija fina y frota el cuero con mucho cuidado para eliminar el brillo de las áreas que deseas pintar. Limpia con un paño húmedo una vez más.

  2. 2

    Limpia el área que vas a pintar con un cepillo de dientes humedecido previamente en alcohol. Esto eliminará cualquier resto de grasa o recubrimiento que pueden impedir que la pintura se adhiera.

  3. 3

    Mezcla una parte de pintura acrílica con una de agua. La pintura sobre el cuero se debe aplicar con pinceles de artesanías. Aplica una capa y deja que penetre en el cuero. Puedes aplicar una segunda capa diluida si lo deseas.

  4. 4

    Aplica más capas de pintura, esta vez sin diluir, sobre el área que acabas de pintar con el fin de hacerla más oscura o más brillante. Se pueden aplicar varias capas, pero sólo se aplica una capa delgada a la vez, dándole algunos minutos para secarse. Cuando estés satisfecho con la intensidad del color, no es necesario aplicar más capas.

  5. 5

    Con cuidado, dobla y tira de los bordes del cuero mientras se seca la pintura, para que conserve flexibilidad, logrando una menor cantidad de fisuras. Ten cuidado de no dejar que las zonas pintadas toquen otras áreas, así evitas las manchas.

  6. 6

    Deja que la pintura se seque por completo.

Consejos y advertencias

  • Practica sobre piezas de cuero o cueros viejos antes de trabajar con ropa cara. Estas técnicas requieren un poco de práctica.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media