Hogar

Cómo usar sacos de arena para hacer que el agua se mantenga alejada de tu casa

Escrito por denise howard | Traducido por ehow contributor
Cómo usar sacos de arena para hacer que el agua se mantenga alejada de tu casa

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Usar sacos de arena implica un trabajo intensivo, pero es un método efectivo para redirigir el flujo de agua y proteger así tu casa de inundaciones. Tienes que identificar las partes de tu casa que presenten un mayor nivel de riesgo y trabajar para protegerlas a ellas en primer lugar. Usa, si te es posible, equipo automatizado para reducir daños y acelerar el proceso. Si no tienes este equipo disponible, deberás llenar los sacos a mano.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pala
  • Un gran embudo
  • Guantes, gafas y ropa de protección

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Trabaja con un compañero para llenar los sacos de arena. Una persona debería sostener los sacos abiertos mientras la otra los llena de arena con la pala. En una situación de emergencia de inundación inminente, un grupo de tres personas es más eficiente, en el que dos personas pueden llenar los sacos y la tercera moverlos al lugar adecuado. Haz que alternen tareas de manera frecuente para prevenir que se lesionen y darles tiempo para descansar.

  2. 2

    Llena cada saco solamente de 1/3 a 1/2 del total de su capacidad, pues si los llenas demasiado será difícil moverlos y podrían producirse derrames. Haz pliegues en el extremo abierto de los sacos haciendo una forma de triángulo para mantener la arena en su interior.

  3. 3

    Transporta o arrastra los sacos al área que necesita protección. Pon los sacos con la parte plegada mirando en dirección al flujo. Pon cada saco encima de la aleta doblada del saco anterior, para formar una hilera sólida. Pisa fuerte los sacos en el lugar que los has dejado.

  4. 4

    Agrega una segunda capa de sacos, alternándolos para cubrir los espacios que haya entre los sacos de la primera capa. Sigue el mismo patrón para cada capa subsiguiente, hasta que hayas edificado una pared lo suficientemente grande como para contener el flujo de agua. Haz que la pared sea 1 1/2 veces más ancha que su altura para mantenerla estable. Por ejemplo, una pared de dos pies de altura necesita una anchura de tres pies.

Consejos y advertencias

  • Protege tu espalda cuando estés llenando y moviendo sacos de arena. Evita girar cuando estés llenando los sacos con arena con la pala y levántalos haciendo fuerza con tus piernas cuando muevas los sacos llenos.
  • Usa un embudo grande para evitar hacer derrames cuando llenes los sacos.
  • Algunos sacos de arena son tratados químicamente y el agua de inundación podría estar contaminada. Por eso debes usar guantes, gafas y ropa de protección, para evitar el contacto con sustancias peligrosas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media