¿Qué es el satén de seda?

Escrito por hans fredrick | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es el satén de seda?
El brillo del satén lo hace fácilmente identificable. (Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images)

El satén de seda es un tipo de tela muy especial. Es valioso comparado con otros materiales y muy apreciado por decoradores de interiores, diseñadores, sastres y todos los que deseen crear un aspecto lujoso al trabajar con telas. El satén de seda se siente y se ve rico y tiene una variedad de cualidades que lo convierten en un material muy codiciado.

Otras personas están leyendo

¿Qué es la seda?

Para comprender el satén de seda debes comprender qué es la seda. A diferencia de muchas fibras naturales que provienen de las plantas, la seda es fabricada por un insecto. Las larvas de los gusanos de seda hacen capullos con un material que las personas hilan para formar fibras. Estos gusanos se crían comercialmente y se extraen para hilarlos y formar las hebras que se usarán para hacer el material que se convertirá en seda.

¿Qué es el satén?

El satén es el método con el que se teje la tela. Hoy en día los satenes se hacen con una variedad de fibras naturales y sintéticas, siendo el satén de seda el más valioso. Este proceso le da un brillo a la tela que se crea durante el proceso de tejido, que se logra introduciendo los hilos de urdimbre sobre otras fibras para crear el brillo y la superficie lisa y sin imperfecciones de la tela.

Superior a los sintéticos

El satén de seda se siente tan bien como luce. Se lo prefiere por encima del satén de fibras sintéticas por la sensación del material al tacto. El satén de pura seda no atrae la electricidad estática y es respirable como todas las telas de fibras naturales. Las sedas de poliéster se adhieren y son calurosas. La tela de seda también permite que los fabricantes creen satenes de colores más ricos que los que se pueden lograr con las fibras sintéticas.

Historia

Como el satén fue fabricado con seda durante siglos antes de que aparecieran las fibras sintéticas, China tuvo el monopolio de su producción durante miles de años. No fue sino hasta el siglo XIV que se comenzó a fabricar seda en Europa. Esto hizo que el satén fuera más fácil de conseguir y más económico, al menos para la clase alta, y luego se volvió una de las telas favoritas de la nobleza y la clase adinerada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles