DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo sorprender a tu esposa de una manera romántica

Actualizado 17 abril, 2017

El matrimonio requiere compromiso y esfuerzo. Muchas personas caen en la rutina y se olvidan de la pasión que una vez tuvieron. Una pareja puede llegar a dejarse de lado y pasar casi nada de tiempo de calidad juntos. Para mantenerse conectada, una pareja tiene que trabajar en la relación, y eso incluye el romanticismo. Un marido puede utilizar el elemento sorpresa para demostrar a su esposa lo mucho que la ama.

Instrucciones

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

    Demuéstrale lo mucho que la amas, revive esa pasión que parecía olvidada

  1. Haz una tarjeta escrita a mano o una nota. En ella, dile a tu esposa cuánto la amas. Describe todas las cosas sobre ella que te gustan. El punto importante es sorprenderla con un gesto romántico, que demuestre que la amas y cuidas de ella.

    Loading ...
  2. Planea un viaje sorpresa. Planifica el viaje de acuerdo a tu presupuesto. Incluso un viaje de fin de semana a un hostal asequible será inesperado y romántico, lo que les proporcionará mucho tiempo de calidad ininterrumpido.

  3. Sorpréndela con un álbum de fotos. Incluye fotos de las celebraciones especiales y reuniones familiares, así como otras ocasiones, como escapadas románticas que evoquen recuerdos especiales. Haz que sea un reflejo de los tiempos felices de su vida juntos.

  4. Escuchen música juntos. Vayan a un café o bar local. También puedes buscar conciertos al aire libre en tu área. Esta es una manera de disfrutar de la compañía mutua, poniendo todas las preocupaciones y pensamientos a un lado.

  5. Renueva tus votos matrimoniales. Esto le mostrará cuánto la amas. Considera la posibilidad de ir a algún lugar especial para ella, como su playa favorita, y celebren la ceremonia allí con unos pocos amigos.

  6. Preséntate en el hogar o la oficina cuando ella no te esté esperando. Sólo pasa y dile que la quieres. Este simple acto dice mucho, y ella se sentirá maravillosa todo el día.

Loading ...
Loading ...