Técnicas para cultivar orquídeas en una corteza de corcho

Escrito por benna crawford | Traducido por adriana de marco
Técnicas para cultivar orquídeas en una corteza de corcho

Las orquídeas cattleya son epífitas que crecen felizmente montadas en la corteza de corcho.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las orquídeas son primariamente epífitas que cuelgan de los árboles en un bosque húmedo. Sus raíces están siempre expuestas a los movimientos del aire y a la humedad y toda la planta exótica es visible. Montar a esta plantas en una corteza de corcho puede emular a las condiciones nativas que les permiten crecer y dar copiosas flores. La corteza es atractiva y les da una superficie rugosa de la cual se pueden prender. Puedes colgar una orquídea montada de cualquier lado, y es fácil moverla cuando el ángulo del sol se mueve o las estaciones cambian.

Otras personas están leyendo

Montando en la corteza de corcho

La corteza de corcho se ve fantástica detrás de una orquídea y la flor encuentra la superficie rugosa muy compatible con sus necesidades para crecer. Busca una pieza de corteza que sea más grande que la planta, porque de esa forma no necesitarás reemplazarla por algunos años si la planta crece bien. Agrega un gancho, alambre para cuadros o un gancho trasero en la parte de arriba de la corteza. Ponle algo que sea lo suficientemente fuerte como para mantener el peso de una planta en crecimiento y que además recibe frecuentes baños en una pileta o palangana. Afirma la planta en la corteza con un hilo de pesca o cualquier otro material que puedas cortar una vez que la orquídea crezca seguramente alrededor de ella. Envuelve un poco de musgo sphagnum alrededor de las raíces y mete algunas hacia adentro para que retengan más humedad hasta que la planta se haya establecido en su nuevo lugar.

Usando tubos de corcho

Los tubos de corcho son cilindros hechos con las ramas curvas o con la corteza de los troncos y pueden ser usados de dos maneras para las orquídeas. Puedes bloquear uno de los extremos del tubo con musgo sphagnum o fibras de coco y llenarlo con tierra para que se conviertan en macetas en las que puedas "plantar" la orquídea. Si no, puedes montar una o dos orquídeas por la parte de afuera de un tubo de diámetro grande y permitirle que lo cubra como si fuera un bosque húmedo en miniatura. Dependiendo del tamaño, un tubo de corcho puede ser que necesite un soporte o una base, como un caño, rama de árbol, poste de cerca o un marco. Si el tubo es grande, ponlo en exhibición en un pedestal en la casa y permite que las raíces crezcan hacia abajo por el pedestal a medida que la planta madura.

Riego de las orquídeas montadas

El corcho se seca rápidamente, como lo hacen las raíces de las orquídeas y las que están montadas necesitan humedad constante. El agua que se junta o las raíces sumergidas te van a dar como resultado plantas enfermas debido a la forma en que se hidratan estas plantas. En los trópicos, el hábitat nativo de la mayoría de las orquídeas, las lluvias frecuentes y las condiciones de humedad y calor son lo normal. Las orquídeas montadas necesitan una lluvia, remojo o rocío diario de las raíces expuestas que van a absorber la humedad y se secarán al aire. Les debes dar un baño semanal en agua y fertilizante, lo que incluye sumergir todo el sistema de la raíz en su montura en una palangana y dejarlo secar goteando. La humedad constante y el movimiento del aire son esenciales. Usa un humidifcicador frío en el invierno para contrarrestar a la calefacción central y mantén el aire circulando con un ventilador bajo para simular las condiciones ambientales ideales para una orquídea.

Hábitat en el patio de atrás

Las orquídeas montadas en corcho pueden pasar el verano en el exterior, o vivir todo el año allí, si las condiciones climáticas lo permiten. Cuando las temperaturas nocturnas bajan a 50 a 55° Fahrenheit (10 a 13° Celsius), o todavía más bajas, la mayoría de las orquídeas se sentirán más felices si las mudas a un lugar interior más cálido. Si no prosperarán afuera siempre y cuando tengan las correctas condiciones. Si vas a hacer que las orquídeas montadas pasen el verano en el jardín, cuélgalas de un árbol alto, de una pérgola o una cerca a donde las babosas, los caracoles y otras plagas de insectos no las alcancen. Busca un lugar que esté parcialmente en sombras al mediodía. Y no te olvides de regarla regularmente, especialmente si tienes sequías o vives en un lugar de clima seco. Un baño diario en una palangana de agua con un fertilizante liviano la mantendrá dando flores adentro o afuera.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media