Lifestyle

Temas sobre control de comportamiento e ira en un niño de 7 años

Escrito por diane dean | Traducido por jaime alvarez
Temas sobre control de comportamiento e ira en un niño de 7 años

Un niño funcional piensa primero y luego se calma.

c'est la gouache image by Esta from Fotolia.com

Gritar "te odio" cuando termina el tiempo de ver televisión; jugar un tanto rudo con su hermana; enfocar a un compañero en particular cuando se juega al balón prisionero o quemado. Cualquier padre se pregunta cuáles comportamientos son normales en un niño de 7 años y desean tratar aquéllos que no lo son. De acuerdo con Michael Bloomquist, director de la Clínica de Problemas de Atención y Comportamiento de la Universidad de Minnesota, un niño de 7 años funcional debe casi siempre pensar antes de actuar, y puede estar enojado pero debe saber calmarse. Aunque que sentir enojo es normal, la ira indómita generalmente deriva en lesiones en el cuerpo o en lo sentimientos, lo cual requiere de mediación para evitar problemas emocionales y de comportamiento mucho más grandes.

Otras personas están leyendo

Encuentra las causas subyacentes

Bloomquist anota que, si la ira ocurre solo en determinadas situaciones o con ciertos miembros de la familia, puede ser el resultado de problemas de desobediencia o de funcionamiento familiar. Resolver estos problemas requiere de diferentes estrategias para el control de la ira. Para la desobediencia, dar comando efectivos y advertencias es una opción. Permite al niño, por ejemplo, decir "No" de manera respetuosa; utiliza palabras sencillas acordadas o señales para dirigir; retira privilegios; enfócate en soluciones con las que todos ganen y encuentra formas útiles para que el niño se sienta influyente. Para mejorar el funcionamiento familiar, fortalece el lazo padre-hijo, mejora las interacciones familiares y desarrolla rutinas y rituales familiares. Si el niño tiene estallidos de ira que parezcan fuera proporción respecto a la situación entonces el problema es realmente ira.

Evaluar la disposición para el control de la ira

c'est la gouache image by Esta from Fotolia.com

Boomquist anota que los niños menores de 8 años se beneficiarán primero de aprender a identificar y expresar sus sentimientos. Aumentar el vocabulario del niño relacionado con los sentimientos a través de la discusión, desempeñando un rol e imitando, le ayuda a entender mejor y articular esas experiencias. Construye discusiones sobre sentimientos en las actividades diarias utilizando un esquema de sentimientos. Si el niño niega tener problemas de ira y se resiste, replegarse y solicitar la cooperación de todos los miembros de la familia para trabajar en su ira promueve la cooperación y el progreso.

Definir ira

Definir la ira ayuda al niño a entenderla. De acuerdo con Bloomquist, la ira es "un sentimiento de malestar o dolor que ocurre en respuesta a algo que no funciona cómo uno quisiera". Definir y discutir los rangos de ira --desde una leve frustración e irritación hasta furia-- permite al niño identificarla y describirla cuando ocurre.

Enseñar señales de ira y relajación

Señales del cuerpo, del pensamiento y de acciones advierten al niño que necesita practicar estrategias de control de ira. Bloomquist sugiere ayudar a los niños a identificar señales fisiológicas, tales como la ruborización, los puños apretados o la sudoración, pensamientos como "eres estúpido", y acciones como llorar, amenazar o estar inquieto, que pueden ocurrir cuando se está enojado. Respirar profundamente y visualizar una escena relajante reduce la tensión física asociada con la ira. Bloomquist también sugiere la "técnica del robot/muñeco de trapo" para niños más pequeños: instruye al niño a tensar todos los músculos, visualizándose a sí mismo como un robot, y después de 15 segundos liberar toda la tensión convirtiéndose en un muñeco de trapo. Usar efectivamente estas habilidades cuando se está enojado, requiere de práctica extensa por parte de ellos durante los momentos sin tensión.

Enseñar reflexiones de ayuda

Las reflexiones de ayuda involucran el desarrollo de pensamientos que ayudarán al niño a calmarse cuando noten señales corporales, de pensamiento o de acción. Algunos ejemplos incluyen: "Toma las cosas con calma", "Permanece tranquilo", "Di mi mejor esfuerzo", "No dejaré que él me moleste". Bloomquist sugiere situaciones de roles utilizando comportamientos ineficaces en respuesta a la ira, y después contrastarlos utilizando reflexiones de ayuda. Desarrollar una lista individualizada de ejemplos ayuda al niño a usarlas cuando las necesite.

Alentar a resolver el problema

Ayuda al niño a resolver el problema original causante de la ira. La solución de problemas incluye identificar el problema, determinar la causa, especular acerca de los sentimientos y pensamientos involucrados y determinar un plan de acción. Los ejemplos incluyen expresar los sentimientos y necesidades, relajarse, distraerse o pedir un abrazo. Un niño de 7 años puede tener dificultad con este paso debido a que desarrolla limitaciones en el pensamiento abstracto y puede requerir de más ayuda o sugerencias directas de un adulto.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media