Cómo hacer tinta comestible

Escrito por jeffrey brian airman | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tinta comestible
Selecciona brochas de punta fina para escribir con tinta comestible. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Puedes hacer tinta comestible mediante la reducción de casi cualquier líquido a base de agua que sea de color y comestible. Hierve a fuego lento un líquido natural, como jugo de frutas o de vegetales bajo en contenido de agua y se convertirá en un líquido más oscuro y por lo general más viscoso. Esta tinta comestible de baja humedad se seca en unos pocos segundos luego de que haya sido pintada, estarcida o estampada en los alimentos. Agrega un mensaje personal a un plato especial deletreándolo con el uso de algunos colores diferentes de tinta comestible casera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 taza de un líquido comestible a base de agua
  • Una cacerola de 1 o 2 cuartos de galón (950 ml a 1,8 l)
  • Una hornalla
  • Una cucharada de madera
  • Una espátula de silicona
  • Una bolsa de vegetales congelados o un paquete de hielo
  • Una heladera
  • Un envoltorio de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte un líquido comestible dentro de una cacerola de fondo pesado y cúbrela con una tapa. Trata de usar jugo de ciruelas, vino tinto, jugo de remolacha o jugo de uva Concord para crear una tinta oscura comestible que se destaque.

  2. 2

    Coloca la cacerola cubierta sobre la hornalla a fuego medio para llevarla a punto de ebullición. Sólo tomará un par de minutos para que una taza de líquido a base de agua llegue a temperatura de ebullición y se cree suficiente vapor para que la tapa suene.

  3. 3

    Baja el fuego y retira la tapa de la cacerola cuando el líquido colorido comience a hervir.

  4. 4

    Cocina a fuego lento y mezcla el líquido descubierto de 15 a 20 minutos hasta que se reduzca a aproximadamente 2 cucharadas o a 1/8 del volumen original.

  5. 5

    Retira la cacerola del fuego y vierte la tinta comestible caliente a un tazón para horno. Una espátula de silicona hace más fácil pasar hasta la última gota.

  6. 6

    Coloca el tazón de vidrio sobre una bolsa de vegetales congelados o en un paquete de hielo dentro de la heladera y espera 15 minutos para que se enfríe completamente.

  7. 7

    Retira la tinta comestible fría y aplícala directamente a la superficie del alimento en una capa sencilla. Deja que se seque por 30 segundos antes de agregar capas adicionales de tinta comestible o servir un plato con inscripciones.

  8. 8

    Cubre cualquier tazón de tinta que no uses con un pedazo de envoltorio de plástico y regrésala a la heladera hasta por dos semanas.

Consejos y advertencias

  • Condimenta una tinta natural para agregar otra dimensión a la experiencia. Adiciona 1 cucharada de hierbas frescas o secas a la cacerola al principio de la reducción y extiende la tinta sobre una estopilla antes de que se haya enfriado.
  • Pinta las opciones del menú sobre papel de arroz o papel de fécula para dar un toque creativo que los comensales puedan disfrutar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles