Tradiciones de matrimonio de los antiguos judíos

Escrito por jason law | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tradiciones de matrimonio de los antiguos judíos
Las bodas judías se basan en tradiciones antiguas. (Buccina Studios/Photodisc/Getty Images)

En la antigüedad, el matrimonio no era el acuerdo y la unión de dos individuos, sino la unión de dos familias. Los antiguos judíos tenían un procedimiento para que un hombre y una mujer fueran a casarse y algunos elementos de este procedimiento son todavía evidentes hoy. El contrato era acordado entre las familias, las parejas eran prometidas por un período de tiempo y luego se casaban en una ceremonia alegre.

Otras personas están leyendo

Selección de la novia

Típicamente, el padre del novio elegía a la novia para su hijo, probablemente mediante el envío de su sirviente de más confianza en busca de ella. En tiempos antiguos, la gente se casaba joven y dentro de un círculo pequeño del clan. Los niños debían aceptar las decisiones de sus padres en lo que respecta a la selección de su cónyuge y a menudo no conocían a su cónyuge hasta el compromiso.

Negociación y compra

Una vez que se seleccionaba una novia, el novio y su padre visitarían la casa de la novia prospectiva. El padre de la novia y el padre del novio negociaban las condiciones del contrato de matrimonio. Esto implicaba establecer el "mohar" o el precio a pagar por la novia. Tradicionalmente, este precio se correlacionaba con el costo para la familia de la novia de perderla como una trabajadora. El "mohar" no siempre se pagaba en efectivo, sino en términos de servicio o ganado.

Esponsales

En el antiguo matrimonio judío, los esponsales eran el establecimiento de la alianza matrimonial y contenían más ceremonia que el matrimonio real. El compromiso involucraba una ceremonia pública en la que los novios declaraban sus intenciones de casarse. Se intercambiaban artículos, a menudo anillos y la pareja ceremoniosamente bebía de una copa de vino. Con esta ceremonia comenzaría el período de compromiso y de ahora en adelante la pareja estaba legal y moralmente obligada.

Separación

Después de la ceremonia de compromiso tenía lugar un periodo de separación, típicamente de 12 meses, durante el cual los novios regresarían a sus respectivos hogares. La novia usaría este tiempo para prepararse para la vida matrimonial y a preparar su vestido para el día del boda. El novio prepararía el lugar que habitarían dentro o adyacente a la casa de su padre. El período de separación terminaba cuando el rabino había determinado que la vivienda nueva de la novia había sido preparada adecuadamente.

Ceremonia de boda

La novia no sabía con anticipación la fecha de la ceremonia de boda y esperaba estar lista durante todo el período de compromiso. Cuando terminaba el compromiso, el novio podría visitar la casa de la novia y llevarla a su nuevo hogar. A menudo esta visita tenía lugar en la noche, en la forma de una procesión de antorchas que implicaba al novio y sus acompañantes masculinos. La novia y sus asistentes luego regresarían a la casa del padre del novio, donde los invitados a la boda serían recibidos para la ceremonia.

Consumación

Durante la ceremonia, los novios iban hacia una cámara nupcial, o "huppah," donde podrían consumar su vínculo físico. Tradicionalmente, las mujeres eran veladas durante la ceremonia. Después, el novio anunciaría la consumación a los invitados a la boda y comenzaría la celebración. La celebración duraba siete días, durante los cuales la novia permanecía oculta dentro de la cámara nupcial. Después del séptimo día de la celebración, el novio llevaba a la novia fuera de la cámara, donde sacaba su velo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles