Tratamientos para abscesos en la glándula anal canina

Escrito por brenna davis | Traducido por mayra cabrera
Tratamientos para abscesos en la glándula anal canina

Los machos son proclives a problemas de sus glándulas anales.

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Las glándulas anales caninas son pequeños sacos productores de olor que vienen en pares, situados en el interior del ano de un perro. Dejan un olor distintivo en las heces del perro y el aroma actúa como marcador territorial o una forma de comunicarse con otros perros. Los machos y los perros de razas pequeñas son especialmente susceptibles al impacto de la glándula anal. Si no se trata, una glándula anal afectada puede desarrollar un absceso, que puede ser muy doloroso para los perros. Hay una variedad de opciones de tratamiento para un absceso de la glándula anal.

Otras personas están leyendo

Síntomas del absceso

Debido a que un absceso es una infección, empeora con el tiempo. Conocer los síntomas de los abscesos de la glándula anal puede ayudarte a obtener un tratamiento oportuno para tu perro. Los perros con abscesos de la glándula anal con frecuencia deslizan su trasero en el suelo o en repetidas ocasiones se lamen el ano, según Doctors Foster and Smith Pet Education. La defecación puede llegar a ser dolorosa, lo que resulta en esfuerzo o quejidos. Si la infección es severa, puedes notar hinchazón, enrojecimiento o supuración cerca del ano. El veterinario Randy Pitcairn informa que el síntoma más común de un absceso de la glándula anal es una falta del olor fecal.

Drenaje de las glándulas anales

Las glándulas anales desarrollan abscesos sólo cuando se obstruyen con demasiado líquido. "Manual de veterinaria en casa para dueños de perros" señala que al igual que un diente podrido que ha desarrollado un absceso, la fuente de la infección debe ser eliminada antes para que el tratamiento sea eficaz. Pregunta a tu veterinario sobre cómo drenar las glándulas anales de tu perro. Este sencillo procedimiento toma sólo unos momentos. Tu veterinario masajeará firmemente alrededor del ano de tu perro para exprimir el fluido anal. Si el absceso es menor, simplemente con vaciar las glándulas anales será suficiente para tratarlo. Si el absceso es grave, tu veterinario puede renunciar a drenar las glándulas anales y en su lugar hará un corte en el absceso.

Antibióticos

Si tu perro tiene un absceso grave o un absceso que ha irrumpido a través de la piel, tu veterinario le recetará un tratamiento de antibióticos. Es muy importante que se lo des completo al perro. Evita olvidar pastillas, lo que puede dar lugar a una resistencia bacteriana. Las glándulas anales infectadas pueden causar problemas intestinales a largo plazo y graves molestias. En casos raros, la infección puede extenderse a otras áreas del cuerpo.

Remoción de las glándulas anales

Algunos perros son más propensos a abscesos de la glándula anal que otros. La mayoría de los perros nunca tienen problemas con sus glándulas anales, pero algunos perros desafortunados tienen que vaciárselas varias veces al año. En estos casos, tu veterinario puede recomendar eliminarlas. Este es un procedimiento simple que evitará futuros problemas de estas glándulas. Los perros que han sufrido la rotura de un absceso de la glándula anal pueden no ser buenos candidatos para esta cirugía debido a que la remoción de la glándula es más difícil. Asegúrate de darle a tu veterinario un historial completo de los problemas de las glándulas anales de tu perro antes de proceder con la cirugía.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media