DESCUBRIR
×

Cómo utilizar las astillas de madera en el jardín

Actualizado 21 febrero, 2017

Las astillas de madera se pueden utilizar en los jardines como elemento decorativo o como componente del mantillo. Suelen ser de corteza de pino o de cedro y se colocan alrededor de los arbustos, las flores y los árboles para reducir la maleza y proteger los delicados sistemas radiculares de las plantas.

Instrucciones

Classic Wood Shavings image by Stephen Jacoby from Fotolia.com
  1. Haz averiguaciones sobre los distintos tipos de astillas de madera que puedes utilizar en tu jardín. Las encontrarás de tamaños diversos: trozos, trocitos más pequeños o variedades más finas de mantillos de madera. Algunas se elaboran con materiales más exóticos, por ejemplo con cacao o cedro; de esta forma se consiguen distintos aspectos y aromas, que además pueden evitar que los insectos infesten tu jardín.

  2. Antes de utilizar las virutas de madera en el jardín, tendrás que preparar el suelo sobre el que vas a colocarlas con la ayuda de un cultivador o un rastrillo de acero. Retira toda la maleza que haya en la tierra, así como las piedras grandes o ramas que puedan estorbar el crecimiento de la planta. Allana e iguala el suelo con tus manos o con un rastrillo de acero para que puedas extender las astillas de forma uniforme sobre él.

  3. Extiende las astillas de madera de forma uniforme sobre la tierra hasta cubrirla por completo. Ten en cuenta que si echas demasiadas, estarías limitando la cantidad de oxígeno que llega a las raíces de las plantas; pero también es cierto que tendrás que compensar la cantidad de astillas que se desplazarán por la acción del viento y de la lluvia. Una capa de de unas 3 o 4 pulgadas (7,5 o 10 cm) de grosor debería ser suficiente.

  4. Para mantener la buena apariencia de las astillas de madera revuélvelas hacia arriba cada primavera y añade otra capa de astillas virutas. Tanto la luz del sol como los inviernos duros pueden hacerles perder su viveza y color con el tiempo. Pero no debes sustituirlas por completo cada año, ya que resultaría poco económico.

  5. Reduce la cantidad de astillas que utilizas en el jardín si comienzas a notar que se desarrollan cancros en los troncos de los árboles pequeños y los arbustos. Es posible que se deba a que las astillas están impidiendo que llegue una cantidad adecuada de oxígeno a las raíces de la planta. Lo único que tienes que hacer es retirar la capa superior y aplicar un fertilizante rico en nitrógeno.

  6. Utiliza tela antihierbas bajo las virutas para obtener una mayor protección contra la maleza. Simplemente, desenrolla la tela sobre el suelo ya preparado, perfora el plástico para acomodar las plantas y cúbrelo con las astillas de madera.

Consejos

  • Ten en cuenta que las astillas de madera tienen un ratio carbono-nitrógeno relativamente elevado. Por lo tanto, estaría bien que utilizaras un fertilizante a base de nitrógeno para que mantener tus plantas sanas.

Necesitarás

  • Cultivador o rastrillo de acero
  • Fertilizante con nitrógeno
  • Tela antihierbas