Cómo volver a aplicar lechada en las baldosas del baño

Escrito por ehow contributor | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo volver a aplicar lechada en las baldosas del baño
Renueva la apariencia del baño al reemplazar la lechada. (bathroom image by Mikhail Olykainen from Fotolia.com)

Cómo volver a aplicar lechada en las baldosas del baño. La lechada vieja o dañada hace que hasta las baldosas más bellas pierdan su encanto. La lechada se enmohece, parece vieja y constituye un peligro para la salud. Reemplazar la lechada de las baldosas del baño es un modo simple y económico de lograr una apariencia fresca y renovada. Sigue leyendo para aprender a hacerlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Removedor de moho
  • Una sierra para lechada
  • Un cincel o cuchillo de uso general
  • Una aspiradora
  • Lechada
  • Una llana para lechada
  • Sellador de lechada
  • Una esponja para baldosas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo preparar la baldosa

  1. 1

    Elige el color de la lechada. Si volverás a aplicar lechada en todo el baño, elige un color que combine con las baldosas. Para trabajos pequeños, procura que el color combine con la lechada existente.

  2. 2

    Frota las baldosas y la lechada con una solución de limpieza.

  3. 3

    Quita la lechada con una sierra o cuchillo pequeño que se adapte a espacios estrechos.

  4. 4

    Quita el remanente de lechada con un cincel o un cuchillo de uso general.

  5. 5

    Aspira los restos de suciedad de los espacios que rodean las baldosas. Si debes reemplazar alguna baldosa, este es el momento de hacerlo.

  6. 6

    Limpia la baldosa. Elimina las acumulaciones de jabón y suciedad. Puedes usar cualquier limpiador doméstico formulado para eliminar acumulaciones de jabón.

    Aplica la lechada

  1. 1

    Mezcla la lechada. La lechada se vende preparada o seca. Si debes mezclarla, lee y respeta las indicaciones del envase. La lechada modificada con látex es más resistente al agua y no se agrieta con el tiempo.

  2. 2

    Esparce la lechada sobre las baldosas y empareja con una llana. Coloca la parte superior de la llana en un ángulo de 30 grados.

  3. 3

    Usa la llana para presionar la lechada en los espacios vacíos que se encuentran entre las baldosas. Cuando te resulte difícil empujar el producto, los espacios ya estarán llenos.

  4. 4

    Pasa la llana sobre la superficie de las baldosas para eliminar el exceso de lechada.

  5. 5

    Espera de cinco a diez minutos. Humedece una esponja y limpia la parte superior de las baldosas para eliminar el remanente de lechada.

  6. 6

    Cura la lechada durante al menos tres días.

  7. 7

    Aplica un sellador para lechada. Esto protegerá a las baldosas del agua y el moho. Si las baldosas son de cerámica, usa un sellador de silicona o a base de agua. Colócalo con un cepillo a lo largo de las uniones entre las baldosas. Limpia el exceso de sellador de la superficie de las baldosas. Si la superficie es porosa, usa un protector de acrílico y sella las baldosas en su totalidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles