Cómo adherir un nuevo techo a uno existente

house with wrap around porch image by Kathy Burns from Fotolia.com

Si construyes una adición a tu casa, tendrás que adherir el nuevo techo al existente. Esta es una tarea difícil que debes evitar si no tienes experiencia en la construcción de casas y mucha ayuda. Dado que este proyecto implica elementos estructurales de la casa, es aconsejable hacer que un arquitecto dibuje o al menos apruebe los planes del proyecto. Puedes unir cualquier estilo de techo: dos aguas a dos aguas, cuatro aguas a cuatro aguas, dos aguas a cuatro aguas, cuatro aguas a dos aguas, o un agua a dos aguas; usando técnicas similares.

Adherir un nuevo techo a uno viejo

Paso 1

Planifica la conexión de tu nuevo techo dependiendo de dónde la harás. Una extensión de un techo, la adición de un techo a un extremo a dos aguas bajo un techo existente y la conexión de una adición perpendicular. Además son proyectos que requieren diferentes tipos de estructura. Para los primeros dos tipos de proyectos, comienza clavando una cercha al extremo de la cercha del viejo techo o a la pared de la casa. Para una adición perpendicular, levanta una cercha en su lugar y úsala para marcar puntos para las juntas de las cuencas en el techo viejo para soportar las vigas y cerchas nuevas. Estas formarán un triángulo en el techo.

Paso 2

Prepara el área para la conexión del techo eliminando el material de los techos viejos, revestimientos u otros elementos. Retira estos materiales hasta el revestimiento o marcos del techo viejo. Para las extensiones, levanta una viga en su lugar y clávala a la última cercha del viejo techo o a la pared de la casa (fijándolas a las vigas y postes) y a la tapa de la nueva pared. Para una adición perpendicular, clava dos tablas de cuenca de dos por seis pulgadas (5x15 cm) en el techo viejo, a lo largo de las líneas marcadas, luego clava en su lugar una cercha. Tendrás que cortar y clavar vigas conectoras de longitudes variables entre las tablas de cuenca y la junta saliente del techo nuevo

Paso 3

Añade cerchas debajo de la longitud de la adición, espaciadas cada 24 pulgadas (60 cm). Después de que la última cercha esté en su lugar, clava en una viga de cumbrera, que se encajará entre las ranuras en la parte superior de las vigas prefabricadas. Utiliza un nivelador para asegurarte de que todas las cerchas estén a plomo a medida que fijas esta tabla, que mantendrá juntas a todas las cerchas. Revisa todo el clavado para asegurarte de que las vigas estén sólidas. La última cercha puede tener que estar a menos de 24 pulgadas (60 cm) de distancia, para ajustarse al revestimiento de cuatro por ocho pies (1,21x2,43 mt), pero debe estar al ras con el exterior del extremo de la pared.

Paso 4

Clava paneles de fibra orientada (OSB) sobre todas las vigas nuevas. Instala tapajuntas de metal en la unión de los techos viejos y nuevos y en los picos; y bordes de goteo a lo largo de los aleros. Cubre el techo con cartón asfáltico, superponiendo las costuras generosamente, luego clava las tejas. Coloca el revestimiento en el extremo del nuevo techo, sustituyendo cualquier parte retirada del viejo techo.

Más reciente

×