Cómo agrandar una camisa después de un encogimiento accidental

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Cuando encojas accidentalmente tu blusa no la tires automáticamente en la canasta de ropa para donar. No tienes nada que perder al intentar volver a agrandarla. Algunos materiales se agrandarán más fácilmente que otros, por ejemplo, el algodón y la lana estarán más dispuestos a estirarse que el poliéster o el satín. Cualquiera que sea la tela de tu blusa y sin importar qué tanto se encogió, prueba regresarla a su tamaño original antes de rendirte para siempre.

Agranda tu blusa

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Mete tu blusa a la lavadora con ropa del mismo color como si estuvieras lavando tu ropa de manera regular. Ignora el hecho de que probablemente no esté sucia.

Paso 2

Agrega detergente a la lavadora y empieza con el ciclo de lavado asegurándote de escoger la opción de agua caliente si la blusa puede tolerar las temperaturas más altas.

Paso 3

Retira la blusa encogida de la lavadora tan pronto termine el ciclo y sacúdela.

Paso 4

Pide ayuda de un amigo o familiar para jalar la blusa suavemente simultáneamente desde dos direcciones. Haz esto de manera continua a medida que cambias de sección y hasta que la blusa esté de regreso a su tamaño original.

Paso 5

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Cuelga la blusa en una percha para que seque, preferiblemente no lo hagas bajo la luz directa del sol o cerca de una fuente de calor.

Más reciente

×