Cómo animar a un chico después de un mal día de trabajo

••• Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Cuando alguien a quien amas viene del trabajo después de tener un mal día, aquellos que son cercanos a él seguramente se sientan obligados a animarle. Aunque puede que quiera estar solo y resistir tus esfuerzos, los recordatorios de que te preocupas por él y de que la vida después del trabajo puede ser divertida y agradable seguramente mejorarán su estado de ánimo. Sé prudente y piensa en sus necesidades primero.

Passo 1

Presta atención al lenguaje corporal de la persona que amas cuando vuelve a casa después de un mal día de trabajo. Puede que quiera hablar de la situación o puede que quiera estar solo. Si no realiza contacto visual cuando hablas con él o masculla sus respuestas, es mejor darle tiempo para procesar su día solo antes de intentar interactuar con él.

Passo 2

Actúa como un oyente simpático. Deja que dé rienda suelta y cuente todo lo que le ha pasado en el trabajo. No interfieras con historias sobre ti y no critiques aunque conozcas cosas que él podría haber hecho para mejorar la situación.

Passo 3

Mejora su autoestima, que puede estar dañada si ha recibido críticas en el trabajo, recordándole todas sus cualidades positivas y cuánto valoras su presencia en tu vida. Recibir amor y afecto de familiares y amigos aliviará los sentimientos negativos que provocan el mal trato en el trabajo.

Passo 4

Haz un esfuerzo para conseguir que el resto del día sea agradable. Ofrécete para preparar la cena o llévale a su restaurante favorito. Una salida divertida o un tratamiento especial le recordará que la gente se preocupa por él y esto ayudará a animarlo para que no deje que el trabajo arruine el resto de su día.

Más reciente

×