Cómo aplicar colorete en un rostro con forma de diamante

••• Jason Merritt/Getty Images Entertainment/Getty Images

El colorete es uno de los productos de belleza favoritos de las mujeres. Incluso en esos días aburridos en los que prefieres saltarte la larga rutina del maquillaje antes de ir a trabajar, puedes agregar algo de colorete en tu rostro y así estar bien para salir. El colorete te da un rostro fresco, coqueto y saludable. Sin embargo, si no lo aplicas correctamente puede salir todo mal. La forma de aplicar el colorete depende sobre todo, de la forma de tu rostro. Todas ustedes, damas con rostro en forma de diamante, deberían tener cautela y evitar destacar más los vértices de su rostro.

Passo 1

Mírate en el espejo. Bien, seguramente lo habrás hecho millones de veces, o justo esta mañana, pero esta vez, realmente estudia tu rostro. Si tienes el rostro con forma de diamante, se parece al de celebridades como Jennifer López y Elizabeth Hurley. Los rostros con esta forma son más anchos en las mandíbulas y más puntiagudos en la barbilla y en las sienes. Tomándote un minuto para entender la forma de tu rostro, será mucho más fácil aplicar el colorete y cualquier otro maquillaje.

Passo 2

Prepara tu rostro. Seguro, querrás saltarte todo el maquillaje de cada mañana, pero sólo con un poco de base ligera, vas a hacerte un gran bien. Esto da una base a tu piel y cubre cualquier imperfección, ayuda a que el colorete se aplique mejor y significa menos necesidad de retoques durante el resto del día.

Passo 3

Sonríe normalmente y aplica el colorete a las manzanas o bolas que se forman en tus mejillas. Ya que tu rostro es más puntiagudo en la parte superior e inferior, enfocarte en las zonas redondeadas de tus mejillas ayuda a suavizar tus facciones y a redondear tu rostro. Puedes difuminar el colorete hacia el centro de tus orejas si quieres dar algo más de drama, para un look para la noche. ¡Adorable!

Más reciente

×