Cómo hacer un armario en un dormitorio que no lo tiene

••• Michael Blann/Lifesize/Getty Images

Tanto si tu casa antigua ha sido construida sin armarios, o si deseas convertir un estudio, oficina o comedor en dormitorios, agregar un armario hará que tu casa sea más funcional y atractiva para los compradores cuando la revendas. Diseña con cuidado para asegurarte de que el armario no reduzca el área de 70 pies cuadrados (6,5 metros cuadrados) requerida por el Código Residencial Internacional para un dormitorio, y no bloquee ninguna puerta o ventana, haciendo que la habitación disminuya su valor.

Armario empotrado de pared a pared

Passo 1

Usa las paredes de la habitación existentes como paredes para el armario. Mide el largo y ancho de la habitación para asegurarte de que sea lo suficientemente grande para que, agregando el armario, no se reduzca el espacio de suelo utilizable por debajo de los 70 pies cuadrados (6,5 metros cuadrados) y no queden bloqueadas ventanas o puertas.

Passo 2

Usa un localizador de vigas para ubicar las vigas del techo y las paredes en el extremo de la habitación donde vas a construir el armario. Pasa el localizador sobre la pared, y haz una marca con lápiz donde se encienda la luz o suene, dependiendo de la clase de localizador que tengas.

Passo 3

Usa la pared como la pared trasera del armario. Mide el techo a 24 pulgadas (60 centímetros) de la pared trasera y seis pulgadas (15 centímetros) de donde será la pared izquierda del armario y haz una marca. Repite la marca en el techo a seis pulgadas (15 centímetros) de donde estará la pared derecha, a 24 pulgadas (60 centímetros) de la pared trasera.

Passo 4

Cuelga una plomada de cada marca. Haz una marca donde la punta de la plomada toque el piso.

Passo 5

Alinea una línea de tiza con las dos marcas del techo, y saca otra línea desde la pared derecha a la izquierda.

Passo 6

Repite el Paso 5 o tira otra línea de tiza entre las marcas del piso, desde la pared derecha a la izquierda. Tira líneas adicionales en las paredes izquierda y derecha desde los extremos de las líneas en el piso hasta los extremos de las líneas en el techo.

Passo 7

Marca un punto a 12 pulgadas (15 centímetros) de la pared trasera del armario, a 60 pulgadas (1,5 metros) del piso, en las paredes derecha e izquierda. Instala los soportes del barral siguiendo las instrucciones del fabricante. Coloca el barral sobre los soportes.

Passo 8

Marca dos puntos en la pared trasera a 62 pulgadas (1,55 m) del piso, en los lados derecho e izquierdo del armario. Tira una línea de tiza de pared a pared entre esos dos puntos.

Passo 9

Mide la distancia de la pared derecha a la izquierda del armario. Corta un trozo de listón de 1/2 x 2 pulgadas (1 x 10 cm) de ese largo. Ajusta la ingletadora a la sierra de banco en un ángulo de 45 grados, coloca el extremo de 2 pulgadas (10 centímetros) del listón contra la ingletadora y corta.

Passo 10

Pide a alguien que te ayude a colocar el listón contra la pared, con los bordes sesgados mirando hacia ti. Haz agujeros piloto de 1/8 pulgada de diámetro en el listón en un ángulo de 90 grados y en las vigas de la pared. Coloca una broca avellanadora y taladra dentro de cada agujero piloto hasta que la broca penetre a la profundidad suficiente como para colocar el tornillo y que éste quede nivelado a la superficie de la madera. Asegura el listón a la pared con tornillos para madera de 1/4 pulgada de 1,5 pulgadas (4 centímetros) de largo.

Passo 11

Corta listones de 24 pulgadas (60 centímetros) para cada pared lateral. Ajusta la ingletadora a la sierra de banco a un ángulo de 45 grados, coloca uno de los extremos de 2 pulgadas (5 centímetros) de cada listón y corta.

Passo 12

Instala los listones laterales de la forma descripta en el Paso 10. Haz coincidir los bordes sesgados de los listones con los de la tira de la pared trasera. Combinados, forman el soporte del estante.

Passo 13

Corta un estante de una placa de contrachapado de 1/2 pulgada (1 centímetro) de espesor. Haz el estante de 24 pulgadas (60 centímetros) de ancho y del mismo largo que la distancia entre las paredes derecha e izquierda del armario. Lija, pinta y sella el estante según lo prefieras. Coloca el estante sobre el soporte.

Passo 14

Mide la línea de tiza del techo desde la pared derecha a la izquierda. Toma la guía del kit de puertas corredizas y córtala 1/8 pulgada (3 mm) más corta que el largo de la línea de tiza para asegurarte de que encaje bien. Alinea los agujeros de la guía con la línea de tiza del techo. Sujeta la guía al techo en cada agujero que esté alineado con la viga del techo, usando los tornillos que vienen en el kit.

Passo 15

Cuelga las puertas de la guía del techo según las instrucciones del fabricante.

Passo 16

Instala el marco de la puerta con los tornillos, y siguiendo las instrucciones del fabricante.

Ropero

Passo 1

Compra un ropero de al menos 24 pulgadas (60 cm) de profundidad, 36 pulgadas (90 cm) de ancho y 64 pulgadas (1,60 m) de alto.

Passo 2

Coloca el ropero contra la pared en un lugar donde no impida el acceso a la habitación o a una ventana. Las puertas deben tener el espacio suficiente, de modo que no golpeen la cama u otro mueble cuando se abran o cierren.

Passo 3

Usa un localizador de vigas para ubicar las vigas de la pared. Pasa el localizador sobre la pared y haz una marca con lápiz donde el localizador encienda la luz o suene.

Passo 4

Instala un listón de 1/2 x 2 pulgadas (1 x 5 cm) en la pared, atravesando al menos tres vigas, de modo que la parte superior del ropero toque la línea central del listón. Haz agujeros piloto de 1/8 pulgada en el listón a un ángulo de 90 grados y en las vigas de la pared. Coloca una broca avellanadora y taladra dentro de cada agujero piloto hasta que la broca penetre a la profundidad suficiente como para colocar el tornillo y que éste quede nivelado a la superficie de la madera. Asegura el listón a la pared con tornillos para madera de 1/4 pulgada de 1,5 pulgadas (4 centímetros) de largo.

Passo 5

Sujeta un soporte en forma de L a dos pulgadas (5 centímetros) de los lados derecho e izquierdo del ropero, a lo largo del borde trasero. Un soporte para estante en forma de L es una pieza de metal de alrededor de 1/2 pulgada (0,5 centímetros) de ancho con dos patas normalmente del mismo largo, usado para estabilizar dos superficies en los ángulos correctos una con otra. Una pata del soporte debe apuntar hacia ti y la otra hacia el techo. Haz agujeros piloto a través de los agujeros del soporte, y asegura los mismos al ropero y a la pared con los tornillos que vienen con los soportes.

Passo 6

Asegura los soportes del estante al listón atornillando tornillos de 1,5 pulgadas (4 centímetros) de largo a través del listón y en las vigas de la pared. Si las vigas no están en la posición correcta en el ropero para asegurar los soportes L a la pared, usa pernos, que tienen alas que se extienden después de que los insertas en la pared.

Más reciente

×