Cómo arreglar un grifo de la cocina que gotea

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Un grifo que gotea puede ser una molestia si el goteo hace un ruido irritante, pero también le puede costar dinero si el agua se está filtrando a un ritmo significativo. Podrías llamar a un fontanero para ayudarte con el problema, pero también puedes tratar de arreglarlo primero por tu cuenta con unos sencillos pasos. A excepción de una arandela de reemplazo, es probable que tengas las herramientas necesarias a la mano.

Paso 1

Cierra el suministro de agua del grifo. Por lo general se encuentra debajo del fregadero y se verá como una rueda o palanca que se gira.

Paso 2

Abre la llave el fregadero de la cocina para permitir que cualquier resto de agua drene hacia fuera del grifo.

Paso 3

Tapa el fregadero o coloca una toalla en el cuenco para atrapar las piezas que puedan caer al desmontar el grifo.

Paso 4

Localiza el tornillo que sujeta la cabeza del grifo en su lugar. Si no ves el tornillo, puede que esté oculto bajo un capuchón decorativo. Desenrosca el grifo y retíralo. Desmonta la cabeza del grifo usando la llave inglesa si es necesario. Busca la arandela, mecanismo de disco o cartucho.

Paso 5

Reemplaza la arandela, mecanismo de disco o cartucho por uno nuevo. Vuelve a montar la válvula y luego el grifo en el sentido contrario a cuando lo desmontaste. Atornilla el grifo en su lugar.

Paso 6

Abre el suministro de agua bajo el fregadero y luego abre el grifo. Ciérralo de nuevo y comprueba para asegurarte de que la fuga está reparada.

Más reciente

×