Cómo arreglar un grifo de ducha

••• shower image by Ekaterina Shvigert from Fotolia.com

Cualquier dueño de una vivienda debería poder arreglar un grifo para ducha que se encuentre roto o con pérdidas. Sólo toma poco tiempo y algunas herramientas del hogar.

Passo 1

Cierra todo el suministro de agua hacia la ducha. Si la ducha no tiene una llave de cierre para esa instalación, necesitarás cerrar las llaves de suministro de agua de toda la casa.

Passo 2

Abre los grifos y deja que el agua se drene totalmente de los caños. Esto reducirá o eliminará las posibilidades de que el agua te salpique o se derrame mientras se hagan los arreglos.

Passo 3

Ubica el tornillo en la perilla. A veces se coloca una cubierta decorativa encima de la carcasa. Quítalo con cuidado con un destornillador de cabeza plana.

Passo 4

Desajusta el tornillo y quita la perilla del grifo con el destornillador apropiado.

Passo 5

La mayoría de las pérdidas son por desgaste o rotura de los empaques de goma. Si este es tu caso, todo lo que necesitas hacer es reemplazar el empaque desgastado o roto por uno nuevo.

Passo 6

Si el empaque no necesita reemplazo, comprueba si es el grifo el que debe ser ajustado. Si es así, ajústalo con una llave inglesa.

Passo 7

Reemplaza la perilla, vuelve a abrir el agua y comprueba si se detuvo el goteo. De lo contrario, asegúrate que el empaque sea del tamaño correcto o trata de ajustar el grifo un poco más.

Passo 8

Si está roto, sigue los pasos 1-3 pero quita todas las piezas del grifo para la ducha. Lleva las partes a un comercio de repuestos para plomería para que puedas asegurarte que compras los repuestos indicados.

Passo 9

Instala un nuevo grifo. Sólo debes instalar el grifo para ducha donde estaba el anterior en caso de que no haya instrucciones en las partes de repuesto. Los agujeros para el tornillo ya estarán ahí y sólo será cuestión hacer encajar cada parte en el lugar donde pertenece y unirlas con fuerza.

Passo 10

Una vez que instalaste el grifo nuevo, sigue el Paso 7.

Más reciente

×