Cómo reparar una gotera en el grifo de la ducha

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Un grifo de ducha con fugas no solo derrocha agua, sino que aumenta la factura del servicio. Hacerse cargo del problema lo más rápido posible es sabio y ecológico. Un grifo con fugas es generalmente un signo de que una parte se ha gastado y debe ser reemplazada. Las arandelas o sellos están bajo presión mientras el agua fluye a través de ellos, así que es normal que se gasten con el tiempo.

Paso 1

Ubica el calentador de agua en tu casa y cierra las válvulas.

Paso 2

Vuelve al baño, abre el grifo de la ducha y drena el exceso de agua.

Paso 3

Dependiendo del tipo de grifo de ducha, puede que tengas que trabajar en una o dos válvulas. Las instrucciones que siguen son para un grifo de ducha de dos válvulas, en el cual las arandelas deben ser reemplazadas. Desatornilla los tornillos que sostienen la manija o perilla en el grifo y retira ambas (fría y caliente).

Paso 4

Una vez que la manija o perilla ha sido quitada, quita la guarda de agua.

Paso 5

Desatornilla la tuerca que sostiene el vástago.

Paso 6

Desatornilla el vástago hacia la izquierda utilizando bloqueadores de canal.

Paso 7

Reemplaza la arandela de goma ubicada en el extremo que va al tubo.

Paso 8

Reemplaza el sello de la arandela en la sección media del vástago.

Paso 9

Limpia cualquier suciedad del tubo y vuelve a colocar las partes en el orden inverso.

Paso 10

Vuelve a calafatear alrededor de la guarda del grifo para proteger tu pared del daño.

Más reciente

×