Cómo arreglar las puntas deshilachadas de una peluca

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El uso descuidado de una peluca o el uso exagerado de productos para el cabello puede provocar que las puntas de la peluca se deshilachen. A diferencia de tu cabello natural, las pelucas requieren un cuidado especializado para mantener su apariencia y longevidad. Evitar las puntas deshilachadas es vital ya que el cabello de una peluca no puede tratarse, pero sí cortarlas o sellarlas para mejorar su apariencia. Con frecuencia se usan remedios caseros para arreglar las puntas deshilachadas de una peluca y volver a obtener su textura y brillo originales.

Paso 1

Desenreda las puntas de la peluca y quita cualquier nudo o enredos. Separa con cuidado los enredos con tus dedos o con un peine de dientes anchos. Usa un aerosol desenredante para los nudos difíciles.

Paso 2

Recorta las puntas deshilachadas de la peluca con tijeras de barbero. No las cortes demasiado cortas porque, a diferencia del cabello natural, las puntas no volverán a crecer.

Paso 3

Aplica un acondicionador sin enjuague a las puntas deshilachadas de la peluca. Las pelucas sintéticas no pueden absorber la humedad pero los agentes acondicionadores sellarán las puntas.

Paso 4

Alisa las puntas deshilachadas de una peluca amiga del calor con una herramienta para peinar con calor. Enciende una plancha plana o una para rizos en la posición más baja e incrementa la temperatura según sea necesario.

Paso 5

Calienta agua en una olla a 180 grados Fahrenheit (82º C) o hasta que el agua comience a hervir. Sumerge las puntas de la peluca durante 10 segundos en el agua.

Paso 6

Lava las puntas deshilachadas con un champú específico para pelucas. Deja que el champú se asiente en las puntas durante cinco minutos y enjuaga bien.

Paso 7

Rocía una leve capa de aerosol para el cabello sobre las puntas deshilachadas de la peluca. Sostén el producto a dos pies (70 cm) de las puntas cuando lo apliques.

Paso 8

Deja que la peluca se seque sola después de haberla lavado. No la toques, no la cepilles, no juegues con ella, no la seques con secador ni con toalla durante el proceso de secado.

Paso 9

Vierte una pequeña cantidad de suero que da brillo en las palmas de tus manos. Haz masajes con el suero en las puntas deshilachadas del cabello de la peluca.

Paso 10

Frota en tus manos cinco gotas de aceite de coco y pasa tus manos por las puntas de la peluca. Sumerge las puntas de la peluca en vinagre de cidra de manzana durante aproximadamente dos minutos. Enjuaga las puntas con agua fría.

Más reciente

×