Cómo asar entraña y bifes de vacío

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los churrascos de vacío y la entraña son dos cortes distintivos de carne de res que derivan de partes distintas de la vaca. A pesar de esto, ambos se cocinan de la misma forma. Los churrascos de vacío y la entraña pueden ser los cortes más sabroso de tu asado, pero si no los haces correctamente, puedes obtener un pedazo seco y duro de goma. Conociendo algunos trucos sencillos te convertirás en un experto en el asado de churrascos de vacío y entraña.

Paso 1

Frota la carne con la mezcla de especias, si eso es lo que has elegido. Si usas marinada, vuélcala en una bolsa hermética de plástico.

Paso 2

Coloca la carne en la bolsa, ciérrala y llévala al refrigerador durante dos a tres horas.

Paso 3

Saca el churrasco del refrigerador y deja que tome temperatura ambiente.

Paso 4

Precalienta tu grill a temperatura alta.

Paso 5

Coloca el churrasco directamente sobre el grill y cocínalo durante cuatro minutos de cada lado. Es mejor servir los churrascos de vacío y la entraña estando jugosos o a punto medio, lo que significa que deben cocinarse a alta temperatura por un período corto de tiempo.

Paso 6

Deja reposar el churrasco durante 10 a 15 minutos antes de cortarlo. Esto permite que todos sus jugos se asienten y que la carne no chorree cuando la cortas, lo que causa que se seque.

Paso 7

Mira de cerca el churrasco para identificar la veta de la carne. Notarás estrías que corren en la misma dirección. Toma un cuchillo y haz cortes perpendiculares a ellas, o contra la veta, obteniendo rodajas finas. Al cortar de esta forma, las fibras de la carne son más cortas y más fáciles de romper, haciendo que el churrasco sea más tierno.

Más reciente

×